“Fenómeno de La Niña”: Anuncian fuertes lluvias altiplánicas durante febrero en la región de Antofagasta

Especialistas prevén un incremento en las lluvias estivales durante este verano, pudiendo ir acompañadas de granizos y tormentas eléctricas, además de un aumento en la temperatura ambiental de las zonas costeras.

Cada año las lluvias estivales, conocidas popularmente como “Invierno Altiplánico”, afectan a ciudades como Calama y San Pedro, así como también los poblados más vulnerables, como las comunidades indígenas de Alto El Loa y Atacama la Grande. Sin embargo, especialistas anuncian que este año podría ser más intenso de lo normal.

La Dra. Carolina Gamboa, investigadora en Recursos Hídricos Continentales del Centro Científico Tecnológico de la Región de Antofagasta (CICITEM), explicó “Fenómenos de este tipo nos afectan cada año, hemos visto en años anteriores cortes de caminos y carreteras, el aislamiento de comunidades o cortes de suministros de agua potable, por lo que deberíamos prepararnos para estas eventualidades.

Agregando que estas condiciones meteorológicas podrían verse incrementadas por el “Fenómenos de La Niña”, que influencia de gran manera el clima en muchas partes del mundo, pudiendo aumentar las precipitaciones en la zona altiplánica durante el verano, al igual que la temperatura ambiental en las zonas costeras para este año.

Publicidad

“Desde mediados del mes de enero, la Dirección Meteorológica de Chile ya ha comenzado a informar y generar alertas tempranas por el desarrollo de tormentas eléctricas en las zonas cordilleranas de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta” indicó la especialista.

CAMBIO CLIMÁTICO

La Dra. añadió que las investigaciones apuntan a que la frecuencia de este tipo de fenómenos se ven afectados por el calentamiento global, indicando “En este aspecto, las proyecciones del cambio climático indican que los eventos extremos serán cada vez más frecuentes”. Insistiendo en la importancia de fortalecer las fuentes de monitoreo para generar una alerta temprana y al mismo tiempo apoyar las políticas públicas para contar con la infraestructura necesaria para proteger a la comunidad.

Asimismo, desde CICITEM visualizan que las zonas del altiplano se volverán más cálidas en el mediano plazo, lo que afectará a la población, los ecosistemas y los sistemas hídricos.