¡No es un santuario de conejos!: Humedal la Chimba podría correr mucho riesgo si se siguen botando animales en el sector

Los conejos que llegan al humedal son mascotas que fueron cruelmente abandonadas y muchas personas piensan que este lugar es para ellos, pero esta situación es muy grave ya que afecta al ecosistema natural del sitio.

Imagen: Fundación Kennedy Antofagasta

El día 27 de octubre se realizó una denuncia a través de redes sociales, sobre el supuesto abandono de un conejo doméstico en el Humedal de la Chimba, situación que habría ocurrido con anterioridad.

Esta irresponsable acción fue denunciada a través de páginas de Facebook donde se especificaba que el animal fue dejado en el humedal por un padre y sus dos hijos, quienes posteriormente se fueron del allí. A raíz de esta situación nos contactamos con Fundación Kennedy Antofagasta, quienes se encargan de la conservación del humedal la Chimba, para consultarles por el estado del conejo, pero el pequeño animal no fue encontrado en el sector, sin embargo, esta no sería la primera vez que ocurre algo similar, ya que se ha reiterado en varias ocasiones, lo es peligroso para los animales que son abandonados y también para la conservación de flora y fauna del lugar.

Este tipo de acciones trae consecuencias graves para el humedal y las especies que habitan en él, Alan Pérez comunitario de Fundación Kennedy, comentó que el lugar “está reconocido como santuario de la naturaleza, particularmente porque tiene como objeto de conservación una especie endémica, es decir que solo existe aquí en Antofagasta, que es el caracol de la Chimba, de hecho, esta especie es micro-endémica porque solo habita en sectores muy puntuales de la ciudad de Antofagasta, entonces cualquier alteración que se haga en el humedal sea del tipo que sea pone en riesgo este objeto de conservación“.

Publicidad

Por otro lado, nos especifica el daño que pueden llegar a causar los conejos en el lugar. “Cuando son más de uno, como fue en el pasado en el humedal, cuando hay poblaciones generan grandes alteraciones, ya que el conejo como dieta tienen principalmente los brotes jóvenes, no comen plantas grandes por lo tanto pone en riesgo todo el siglo reproductivo de la vegetación que existe en el lugar”.

Otra situación que se genera por el abandono de estos animales es que incentiva a las personas a visitarlos y también los hace creer que este es un santuario para conejos, provocando que valla gente al lugar a dejar “comida” para ellos, con respecto a esto Alan indicó que, “entonces las personas dejaban basura, que ellos ven como comida, pero no, ya que iban a botar cáscaras de frutas o de choclo, se metían entre la vegetación, rompían la vegetación, alteraban los lugares en los cuales habitan y visitan picaflores, el caracol de la Chimba, donde ponen huevos algunos reptiles endémicos de Chile como,  el corredor de Atacama,  entonces finalmente es todo una cadena de alteraciones que se genera y que podría terminar con la destrucción completa del humedal.

Es muy importante que este tipo de situaciones sean denunciadas, no solo por el hecho de que botar o abandonar a una mascota no está bien en ningún tipo de situación, además que estas al ser domésticas no pueden sobrevivir en sitios silvestres,  sino también porque es de suma importancia conservar este tipo de espacios como ecosistema súper rico en biodiversidad, y que resulta ser muy importantes para las aves migratorias, las cuales requieren de estos lugares para alimentarse y descansar para seguir con su viaje, por otro lado lugares como este son muy importantes para contrarrestar el cambio climático, ya que los humedales son importantes sumideros de carbono, fijando carbono de la atmósfera en la tierra.