Violenta represión policial contra portuarios de Mejillones en paro

Alrededor de 300 trabajadores de Puerto Angamos pertenecientes al Sindicato de Muellaje SVTI se encontraban realizando una manifestación por mejoras laborales, cuando su opinión fue violentamente silenciada por personal de las Fuerzas Especiales de Carabineros.

Trabajador Herido.

Indignación ha ocasionado en las redes sociales, la violenta represión policial que se desató en contra de los trabajadores portuarios de Mejillones, que se encuentran en paro desde el sábado y que realizaban una manifestación exigiendo un trato digno, mejoras en el contrato  y un bono de colación.

Fue entonces que a a petición de la empresa y bajo el amparo de las autoridades, actuó personal de las Fuerzas Especiales de Carabineros para silenciar las demandas de los trabajadores mediante el uso de la fuerza, bombas lacrimógenas y carros lanza agua enviados directamente desde Antofagasta, resultando varios de ellos con heridas de diversa consideración, al punto que uno de ellos, el dirigente Enrique Solar Lagos debió ser trasladado de urgencia hasta el Hospital Regional.

Publicidad

La víctima denuncia que el actuar de carabineros fue de inusitada violencia, propinando golpes en su rostro, testículos y diversas partes del cuerpo, mientras que los videos del actuar de la policía uniformada se viralizan en internet desatando indignación de la ciudadanía, que ve como una vez más autoridades y carabineros defienden intereses corporativos en desmedro de trabajadores y sus familias.

Golpiza en comisaría

Los trabajadores acusan que además algunos de ellos fueron trasladados hasta un recinto policial del sector Norte, en donde fueron nuevamente golpeados por carabineros, denunciandose incluso actos de tortura por parte de los uniformados.

Carabineros entregó como justificación de esta nueva agresión en contra de trabajadores movilizados, la ocupación de la via pública, argumento que se repite con frecuencia en los actos de represión a todo tipo de manifestación ciudadana.

En tanto, la empresa privada Puerto Angamos y su contratista Ultraport, calificaron como “ilegal” la movilización de los trabajadores, acusando supuestas amenazas por parte de los operarios movilizados en contra de sus colegas y asegurando que esperan que la situación se resuelva mediante el “dialogo constructivo”.