Establecimientos educacionales de la región acumularon 277 denuncias el año 2014

Maltrato escolar, no renovación de matrículas y cobros indebidos, son algunas de las situaciones que acontecen en la región. Informe arrojó disminución de 33 casos en ámbitos de maltrato escolar. En 2013 la entidad recibió 132 reclamaciones y en 2014 bajó a 99 denuncias.

salas_de_clase_thumb

La Superintendencia de Educación dio a conocer las estadísticas mediante su Informe Anual de Denuncias. En 2014 el organismo acogió 277 casos relacionados con distintos ámbitos de la normativa educacional, entre los que destacan maltrato escolar; no renovación de matrícula; problemas de infraestructura; procesos de admisión, entre otros.

Publicidad

Los meses de mayor ingreso de reclamaciones corresponden a marzo y diciembre de 2014 con un 14 y 15 por ciento respectivamente. En tanto, la materia con mayor número de denuncias registradas recae en el maltrato escolar con 99 reclamaciones, equivalentes a un 36% del total ingresado.

Le siguen a dicho ámbito las medidas disciplinarias con 44 denuncias -16 %- y la no renovación de matrículas con 31 casos, igual a un 11%.
En comparación a 2013 la Superintendencia de Educación acumuló una diminución de 60 reclamaciones. De 337 de 2013 a 277 en 2014.

Además es posible apreciar una disminución de los casos de maltrato escolar de un año a otro. En 2013 la entidad recibió 132 reclamaciones y en 2014 bajó a 99 denuncias. Situación similar se repite en las otras temáticas denunciables.

Para el director regional de la Superintendencia de Educación, Víctor Alvarado Zepeda, “si bien esta disminución corresponde a una multiplicidad de factores, existen dos ámbitos contundentes. Los colegios se están preocupando en respetar la normativa educacional y asegurar una convivencia escolar adecuada; y por otro lado, nos hemos puesto el objetivo de aumentar las capacitaciones, orientaciones y generar una cercanía mayor con las comunidades educativas. Esto lo hemos visto reflejado en el aumento de la solicitud de capacitaciones de los colegios de la región”, señaló Alvarado Zepeda.

El objetivo de la institución para este 2015 consiste en generar un recorrido por establecimientos educacionales promoviendo una sana convivencia; la generación de asesorías a escuelas y liceos con indicadores elevados de violencia escolar y el desarrollo de redes de tratamiento de la convivencia y seguridad al interior de los colegios.

COBROS INDEBIDOS

Por otro lado, uno de los temas preocupantes para el director regional son los cobros indebidos –matrículas- en los establecimientos educacionales, es por ello que la autoridad prepara un plan de asesoría dirigido a los centros de padres y apoderados de la región. Esto se suma a una intensa campaña digital y gráfica la cual está orientada a facilitar mediante folletería y volantes informativos diversas noticias y recomendaciones a los padres, alumnos y docentes sobre la normativa educativa.

La autoridad además indicó que “ante la dirección regional se pueden realizar denuncias de las temáticas de maltrato escolar; cancelación de matrícula; retención de documentos; discriminación; falta de mobiliario o elementos de enseñanza, entre otras. Esto lo pueden hacer vía presencial en las oficinas de la Dirección Regional ubicadas en General Borgoño #934, séptimo piso, o también vía internet en www.supereduc.cl “.

VIOLENCIA ESCOLAR

Una forma característica y extrema de violencia escolar producida entre alumnos es el acoso escolar (en inglés, bullying), que de acuerdo a la Ley 20.536 referida a violencia escolar lo entiende como toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado, realizada fuera o dentro del establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios tecnológicos o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y condición.

Frente a situaciones de violencia en los establecimientos educacionales reconocidos por el Ministerio de Educación la Superintendencia tiene la facultad de exigir y fiscalizar la existencia del Manual de Convivencia. Documento donde se hayan tipificado las conductas que transgreden las normas de buen trato y que serán tipificadas y sancionadas como conductas violentas; además de un protocolo específico de procedimientos frente a situaciones de agresión.