Hasta las abuelitas se sumaron al Cacerolazo en Antofagasta

Vecinos de Antofagasta se unieron al cacerolazo nacional en apoyo a la causa estudiantil

Espontáneas manifestaciones del descontento ciudadano se extendieron hasta altas horas de la noche.

Con cucharones y cacerolas en mano, centenares de vecinos de Antofagasta se sumaron al “cacerolazo” nacional en adhesión al Paro Nacional del 9 de Agosto, jornada de protestas contra el gobierno que en Antofagasta se desarrolló de forma absolutamente pacífica.

En diversos sectores de la capital regional, familias completas, incluyendo a niños y personas de la tercera edad, se asomaron a sus balcones o salieron a las puertas de sus casas, para golpear las cacerolas así como otros objetos como tarros, con el fin de producir la clásica sinfonía de los cacerolazos.

También los automovilistas

Publicidad

Los gestos de protesta de los vecinos, fueron acompañados por los automovilistas, quienes hicieron sonar sus bocinas en señal de apoyo, generando un ambiente que evidencia el multitudinario y mayoritario apoyo que recibe la causa estudiantil, así como el difícil momento por el que atraviesa el gobierno, que en Antofagasta cuenta con muchos más detractores que partidarios.

A la par que sucedían estas espontáneos actos de protesta hogareña y familiar, los estudiantes universitarios salieron con sus cacerolas y vuvuzelas a recorrer diferentes sectores de Antofagasta, recibiendo el apoyo de los vecinos, varios de los cuales, al escuchar el ruído de las cacerolas, se sumaron a la manifestación.

Más temprano, unas 10 mil personas se manifestaron pacíficamente en la Perla del Norte, desatando una fiesta ciudadana en las calles céntricas de la Capital Regional.

Las manifestaciones en Antofagasta podrían extenderse, en caso de que el gobierno siga sin acceder a la demanda de educación gratuita. Este miércoles se cumple el plazo para que las autoridades se pronuncien respecto a las propuestas de los jóvenes, quienes además plantean un plebiscito como opción para solucionar este conflicto.