Madre y trabajadora ejemplar perdió la vida mientras realizaba un inventario

Cayó desde una escalera mientras contaba productos en Homecenter Sodimac de Calama, dejando de existir pocas horas después en la Mutual de Seguridad.

Había recibido el Premio a la mejor Vendedora de Homecenter Sodimac de Calama. Y fue precisamente en ese lugar, donde un año después, Yessi Reygadas, de 47 años, perdió la vida en un accidente laboral, originando una tragedia que nuevamente enluta a la región.

De acuerdo a sus compañeras de trabajo, la madre de dos estudiantes, un alumno del Colegio Juan Pablo Segundo de Calama y una alumna de la Universidad de Antofagasta, se encontraba participando en un inventario en la tienda Homecenter Sodimac de Calama.

Por cumplir con el trabajo de contar algunos productos que se encuentran en altos estantes, algunos de los cuales se hayan a más de dos metros del suelo, se vio obligada a subir una a una escalera. Ahí se desató la tragedia.

Publicidad

Según confirmó una compañera de trabajo consultada por este diario, la malograda trabajadora perdió el el equilibrio y cayó al suelo, golpeándose directamente en la cabeza. Inmediatamente acudieron empleados de la tienda a socorrerla, pero no reaccionaba. Falleció horas mas tarde en la Mutual de Seguridad, mientras era estabilizada para ser trasladada a la ciudad de Antofagasta.

Una buena persona

Los compañeros de trabajo de la trabajadora fallecida, manifestaron su desazón por lo ocurrido. “Era una buena persona muy, pero muy alegre”, comentan entre lágrimas quienes compartieron con ella arduas jornadas laborales. “El año pasado fue quién más se preocupó de organizar las actividades del aniversario”, comentan, agregando que “el momento más emotivo fue cuando le entregaron el premio a la más trabajadora de la tienda. Allí estuvo su esposo y sus hijos, orgullosísimos”.

La empresa anunció que realizará asesoramiento a la familia afectada por esta lamentable tragedia, aunque se desconoce si continuará operando con estantes en altura, viéndose los trabajadores obligados a arriesgar su vida por contar productos.