El polémico correo que envió Marcela Hernando a los funcionarios municipales

Importantes demandas de los funcionarios resultan opacadas con actividades festivas.

Máxima autoridad comunal criticó duramente a los trabajadores que decidieron marginarse de una actividad de la municipalidad, como forma de protestar por la deuda impaga del incremento previsional.

Polémica generó entre los funcionarios municipales de Antofagasta, un correo electrónico enviado con evidente molestia por parte  la alcaldesa Marcela Hernando, mediante el cual critica la “ingratitud” de los trabajadores que se encuentran molestos por la falta de pago del incremento previsional.

En la misiva,  la alcaldesa se refiere en duros términos contra los funcionarios que decidieron mantenerse al margen de una “volantinada”, como forma de protestar por la deuda impaga, hecho que la edil calificó de “el colmo de la ingratitud” y calificó las medidas de presión como “extorsiones por parte de algunos“.

Otro párrafo del correo enviado a los funcionarios por la alcaldesa, indica que el Consejo de Defensa del Estado anularía los pagos de ese tipo, por lo cual tendría que reponer el dinero desde su propio bolsillo, escenario que podría cambiar de existir un fallo judicial que obligue a la municipalidad a cancelar la deuda con los funcionarios.

Publicidad

La deuda

El no pago del Incremento Municipal, tiene origen en el año 1981. En marzo de aquel año, se produjo el cambio de las antiguas cajas de previsión, a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Este pago se encuentra congelado por la justicia, aunque por voluntad edilicia, algunos municipios a nivel nacional han cancelado la deuda o programado una forma de restituir el dinero a los funcionarios.

La Carta de la Alcaldesa

Estimados funcionarios:

La Directiva del gremio nos ha informado que los funcionarios estarían tan molestos por “el problema del incremento previsional” que habrían decidido no participar de la volantinada de mañana y tampoco de las actividades del 16.

No sé si todos saben que las consecuencias legales de pagar el incremento ahora, sean que luego Contraloría o el Consejo de Defensa del Estado lo invaliden; de hecho, el Consejo de Defensa del Estado está mandatado a nivel nacional para anular los avenimientos que se han hecho en otras comunas. Las consecuencias de ello son que YO deberé pagar el total del incremento para devolverlo al patrimonio Municipal (aproximadamente mil millones). Diferente es que un fallo judicial nos obligue a pagarlo, que es el escenario que siempre conversamos con la directiva gremial, escenario que además permitiría que uds perciban el TOTAL de los meses “adeudados” sin necesidad de renunciar a seis como lo indica el avenimiento.

No he podido resistirme a escribir este correo y declarar que me parece el colmo de la ingratitud, hemos hecho los mayores esfuerzos por realizar seis años de calificaciones atrasadas con el fin de proceder a los ascensos, SIN NINGUNA DISCRIMINACIÓN; hicimos la inversión que faltaba en el casino para que puedan almorzar dignamente; hemos hecho una inversión cuantiosa en uniformes y realizado los mayores esfuerzos para que TODAS las asignaciones que dependen de la VOLUNTAD de la municipalidad sean pagadas Al MÁXIMO legal posible, aunque ello haya significado inmovilizar muchos recursos que de lo contrario habrían permitido hacer inversión en obras.

Se han atendido las solicitudes especiales de traslados, lo posible por dar todas las horas extraordinarias que nos permite el presupuesto y etc etc sin contar que las transferencias al gremio han posibilitado fiestas y congresos y nadie se puede quejar de maltrato de mi parte.

Todo lo anterior para decirles que no estoy de acuerdo con las extorsiones por parte de algunos y que cuando las confianzas se rompen en una relación es difícil recuperarlas, yo sigo invitándolos a pensar que el trabajo que ustedes tienen no es cualquier trabajo, es un servicio público y que me parece que a la mayoría de ustedes los inspiran valores superiores y ética.

La volantinada es una actividad noble en beneficio de niños, cuesta entender que alguien quiera perjudicarla, pero se va a realizar igualmente mañana y lamentablemente los niños beneficiados no serán los hijos de los funcionarios sino otros.

Atentamente
Alcaldesa