Marcha estudiantil en Antofagasta: Fueron menos pero buenos

Los estudiantes se dirigieron rumbo al centro. Fotografía: Sebastián Rojas Rojo

La jornada estuvo marcada por las alusiones al desalojo sufrido por los estudiantes de la Universidad Católica del Norte, las universitarias abusadas en una comisaría y los emplazamientos para que el polémico rector Misael Camus, deje su cargo.

Una nueva manifestación pública realizaron estudiantes universitarios de Antofagasta, en demanda de una educación gratuita y de calidad sin discriminaciones de tipo alguno, además de rechazar los últimos actos de represión política desatados por el gobierno de Piñera en la perla del norte.

Alrededor del mediodía, los estudiantes comenzaron a reunirse en el frontis de la Universidad Católica del Norte, lugar en donde entonaron cánticos e ingresaron al interior de la desalojada casa de estudios, que lleva más de cinco días con carabineros realizando rondas y durmiendo en su interior, en forma similar a guardias privados, pero con la salvedad de que son pagados por todos los chilenos.

En ese sitio los estudiantes protestaron por el silencio de las autoridades de la institución católica, ante los abusos sufridos por algunos universitarios y las ocho estudiantes obligadas a desnudarse al interior de una comisaría, para luego retirarse en forma completamente pacífica.

Publicidad
Pablo Iriarte junto al Monseñor Pablo Lizama, máxima autoridad de la UCN, en momentos que este último se había comprometido a no desalojar a estudiantes ni permitir clases online. La promesa no se cumplió.

Posteriormente, alrededor de doscientos estudiantes se dirigieron en dirección al centro de la capital regional, para concluir en la Plaza Colón, lugar en donde se encuentra el edificio de la Intendencia Regional y el Arzobispado. En ese sitio los estudiantes colgaron lienzos alusivos a la inconsecuencia del Arzobispo de Antofagasta y máxima autoridad de la UCN, Monseñor Pablo Lizama, quién había prometido que no existiría desalojo en contra de los universitarios, promesa que no se cumplió.

El Presidente de la Federación de Estudiantes de la UCN, Pablo Iriarte, reiteró su llamado a que renuncien las autoridades universitarias que autorizaron el desalojo de la toma, porque “no pueden dirigir esta universidad con los mismos carabineros que desnudaron a nuestras compañeras“.

Con anterioridad, dirigentes estudiantiles habían expresado que la intención de esta jornada buscaba informar a la comunidad, respecto a hechos que la prensa oficialista ha silenciado. Asi mismo, Gabriel Álvarez, secretario de comunicaciones de la FEUCN, manifestó que se está viviendo “la antesala de la la gran marcha que se tiene prevista realizar el 8 de Noviembre en Valparaíso, donde se busca presionar al congreso para que modifique la ley de presupuesto adecuándola a las demandas estudiantiles”.

Durante la marcha hubo menor cantidad de estudiantes de la UA, que se encontraban a esa hora realizando un plebiscito con el fin de decidir la continuidad de la toma o el regreso a clases mediante horarios protegidos.