¿Por qué debemos participar en política?

Por: Edgardo Muñoz, Coordinador Regional Antofagasta Izquierda Ciudadana

“Creemos que la política es para servir a la gente, y no para que sea un instrumento del cual se pueden servir algunos pocos, o los mismos de siempre”.
“Creemos que la política es para servir a la gente, y no para que sea un instrumento del cual se pueden servir algunos pocos, o los mismos de siempre”.
“Creemos que la política es para servir a la gente, y no para que sea un instrumento del cual se pueden servir algunos pocos, o los mismos de siempre”.

La ciudadanía cada vez está más empoderada de lo que sucede en la actualidad, ya no somos los que nos quejamos solo con murmullos o simplemente evitamos los problemas mirando para otro lado; ahora reclamamos nuestros derechos, solicitamos que los que “nos representan” hagan su pega, y la hagan bien.

Estos años de gobierno de la Presidenta Bachelet, han estado marcados porque la corrupción salió a la luz, fue en esta administración cuando nos dimos cuenta como durante años ciertos empresarios “aportaban” a la política chilena y como muchos de nuestros representantes se llenaban los bolsillos e incrementaban sus patrimonios con estos aportes, a cambio de hacer leyes a favor de sus nuevos patrones. Ejemplos de esta realidad innegable son los casos Penta, SQM, Cencosud y BCI, entre otros.

Hoy la ciudadanía demuestra con fuerza su rechazo a la forma de “hacer negocios” de los empresarios y a su relación con la clase política… estamos aburridos de las tontas excusas para justificar sus nuevos pagos, de cómo la justicia es diferente según la billetera del acusado (recordemos el caso Martin Larraín) o como las leyes se han hecho casi en concordancia con los empresarios que saldrán favorecidos (la famosa Ley de Pesca). Por lo mismo, se explica la permanencia y vigencia de los movimientos en estos años… estos movimientos sociales exigen una nueva forma de hacer política.

Publicidad

Es en este contexto  que se empezó a legalizar una nueva forma de participación llamada Izquierda Ciudadana, mediante la cual buscamos que sea la ciudadanía la que se empodere y reclame sus derechos, y sea ella la que haga la política de manera correcta, sin esperar o justificar “pagos extras”.  Hacer política e inscribir un nuevo partido, en las condiciones mencionadas anteriormente, es difícil, como nos dijo un personero del gobierno regional: “son valientes en inscribir un partido en estas condiciones, yo no lo haría”. Sin mentir, fue difícil, pero logramos convencer y empatizar con la gente de la región, las ciudades de Antofagasta, Calama, Tocopilla y Tal Tal nos abrieron sus puertas, y con ellos conocimos la realidad de sus gentes, de su problemática, de sus intereses, y juntos les indicamos que debemos pelear por sus derechos, que debemos hacernos escuchar, que debemos hacer de esta región, de estas comunas… un mejor espacio para vivir en comunidad.

Creemos que la política es para servir a la gente, y no para que sea un instrumento del cual se pueden servir algunos pocos, o los mismos de siempre.  Por lo mismo, con enorme satisfacción logramos reunir las firmas necesarias para inscribirnos ante el Servel como partido político en la región y con ello apoyar a los verdaderos entes del cambio que necesitamos en la región y luchar junto a ellos para lograr que las comunas sean representadas por gente real, personas que sepan de la problemática de cada una de ellas y su norte sea la solución de ellos.

Hoy, con orgullo y como ciudadanos, nos planteamos como una real alternativa para impulsar los cambios que se necesita para hacer de un Chile más justo, más equitativo.