Comentario de cine: “El Leche”

TRAILER CORTOMETRAJE “EL LECHE” from Felipe Arredondo A. on Vimeo.

Estuvimos de fiesta. Sin alfombra roja, pero con un público que colmó la sala 5 del cine Hoyts del Shopping de Antofagasta se estrenó el cortometraje de Felipe Arredondo, titulada “El Leche”.

Publicidad

El corto resultó ser una obra cinematográfica donde se relata una historia potente, que engancha plenamente con los espectadores, realzada con una fotografía cuidada, que saca el máximo provecho al entorno costero de Antofagasta.

Este trabajo audiovisual tuvo una azarosa travesía para poder ver la luz, después de más de cinco años de tropiezos y problemas múltiples que –como contó su propio director- incluyó hasta el robo del material filmado.

Buscando resaltar el sello de la identidad regional, “El Leche” fue filmada en Súper 16 mm, y rodada en locaciones reconocibles de la capital regional, en particular el entorno del Barrio Histórico y la caleta de pescadores. Su elenco destaca la participación del gran actor nacional Luis Dubó, junto a Paulina Moraga, Felipe Murat y Mariel Bracamonte.

Para referirnos a una experiencia como “El Leche”, hay que separar todo el plano de los afectos y la cercanía emocional que uno siente por sus gestores, a quienes conoce, reconociendo en ellos su natural talento y deseos de hacer un trabajo digno, capaz de presentarse sin problemas en cualquier sala de cine.

En este sentido, este corto presenta varios aspectos a su favor: una historia sencilla y directa: un pequeño ladronzuelo trata por todos los medios de recuperar de las manos de su padre, apodado como “El Tripa”, un televisor, para que su hermana Lucía, que se encuentra postrada, pueda ver su programa favorito “Estrellas de la Fama”. La travesía del muchacho choca con la férrea disciplina que trata de imponer su madre, Tamara, cansada de los abusos de su ex pareja y quien a duras penas logra mantener a los pequeños.

Otro elemento destacable es la fotografía que saca un excelente provecho del entorno marino antofagastino y el nivel de los protagónicos, quienes sorprenden con la frescura de sus actuaciones. También cuenta con una excelente música original compuesta por Mario Vernal e interpretada por el grupo Punahue, cooperando también la banda local Wentru con otra pieza dentro del filme.

Se echa de menos un mayor cuidado en el guión, sobre todo con las necesidades que el director Arredondo intenta transmitir, como la idea declarada de la intromisión de los medios de comunicación en la vida cotidiana, en este caso de la TV en el seno de un modesto hogar. En este sentido, se pudo afinar más el eje de las conflictivas relaciones de los protagonistas o la manera en que la inocencia de los niños choca de manera abrupta con la precaria realidad que les toca vivir.

No obstante, todo fue fiesta en la presentación oficial de “El Leche”. Y con plena justicia. Porque este cortometraje -respaldado con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, F.N.D.R., 2 % Cultura, Año 2015, aprobados por el Consejo Regional de Antofagasta- escrito y dirigido por Felipe Arredondo, demuestra que –a pesar de los múltiples problemas que les correspondió vivir antes y durante el rodaje- tiene la dignidad de un trabajo donde por encima de las pretensiones sobresale la calidad de lo expuesto.

Solo nos queda una duda razonable: ¿y después de este estreno local qué viene? ¿Habrá posibilidad de que este valioso trabajo pueda ser mostrado en otras vitrinas y localidades? Porque al fin y al cabo, de eso se trata el cine: para ser visto.