Cuatro estudiantes detenidos en Antofagasta habrían sido inyectados para disimular sus lesiones

Fotografía: Archivo

Alumna de la UCN asegura que un facultativo accedió a presiones de carabineros para alterar el informe de constatación de lesiones, impidiéndole a los jóvenes detenidos leer su contenido.

Una grave denuncia realizaron estudiantes universitarios en contra de funcionarios policiales y un médico del Hospital Regional de Antofagasta, a quienes acusan de alterar el informe de constatación de lesiones y obligarlos a ser inyectados con una sustancia desconocida, que terminó por reducir  y disimular lesiones sufridas luego de ser detenidos en los incidentes de este jueves.

Según indicó Cristian Vilches, Secretario Ejecutivo de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del Norte (FEUCN), cuatro de los más de 30 estudiantes que resultaron detenidos por la policía habrían sido inyectados, aparentemente con potentes antinflamatorios, antes de ser liberados y expuestos a la opinión pública.

“Sabemos que varios de nuestros compañeros resultaron con arañazos y cortes en el cuello producto de la violencia con la que fueron detenidos, pero luego los inyectan y así evitan que se haga pública la violencia con la que este gobierno reprime a quienes piensan que Chile requiere educación gratuita”, precisó el dirigente estudiantil, agregando que este tipo de hechos asemejan a los más crueles momentos de la dictadura militar, cuando el uso de armas químicas era parte de la represión del régimen de Pinochet contra la oposición civil.

Publicidad

Médico habría alterado informe

Por su parte, Claudia Borquez, estudiante de Psicología de la UCN que resultó detenida, reveló irregulares procedimientos acontecidos durante la constatación de lesiones, en los cuales también habría participado personal del Hospital Regional Dr. Leonardo Guzmán.

En todo momento carabineros nos insultaba con epítetos machistas y presionaba al médico diciendo que yo no tenía nada, a pesar de que eran obvias las marcas” señaló, agregando que el facultativo se negó a mostrarle su informe, por lo que teme que no haya dejado registro de las lesiones, prueba vital para futuras acciones legales contra el actuar de algunos uniformados.

Tapó el informe con su mano para que yo no pudiera verlo y cuando le pedí ver qué había puesto, se alteró y dijo que era un profesional, que no tenía que darme ninguna explicación de su diagnóstico“, agregó Claudia.

Producto de estos hechos, los estudiantes se reunieron en el Área Clínica de la Universidad de Antofagasta, lugar en donde fueron revisados por un médico particular para contrastar su informe con el del facultativo del Hospital Regional, además de dar a conocer su intención de presentar acciones legales en favor de los afectados y solicitar un sumario interno en el Hospital Regional, agregando que esperan sanciones ejemplares contra los responsables y que el facultativo involucrado sea separdo de sus funciones para que estos procedimientos irregulares no se sigan repitiendo.