En Antofagasta buscan mejorar los inventos de Leonardo Da Vinci

BIMG_0046La creación de maquetas marcó un precedente en ramo dictado a los futuros profesionales de la UCN.

Con la recreación y propuestas de mejoras para los inventos de guerra ideados por Leonardo da Vinci, más de 180 estudiantes de las carreras de Ingeniería Civil de la Universidad Católica del Norte (UCN) realizaron el cierre del curso de Dibujo de Ingeniería.

El ramo, que se desarrolló durante el primer semestre, revisó aspectos teóricos y la aplicación de conceptos que permitieron realizar mejoras a las estructuras ya diseñadas. Durante el proceso, destaca el trabajo en equipo, las comunicaciones y el liderazgo.

Publicidad

Milton Lira, académico a cargo del Curso de Dibujo de Ingeniería, comentó que “ellos parten todo el proyecto solo con una fotografía y a partir de eso comienzan a construir y a deducir lo que da Vinci quiso entregar en esas estructuras, hay que entender las partes, los componentes, y ver cómo están relacionados. Nosotros los acompañamos y los ayudantes les dedican mucho tiempo, porque es un verdadero desafío para los grupos”.

Fueron en total treinta equipos los que participaron y que propusieron mejoras a las máquinas de guerra creadas por el reconocido inventor. Esto, a través de maquetas, algo que se realiza por primera vez, lo que marca un hito en la historia de la asignatura.

COORDINACIÓN

Álex Catalán, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, comentó que “nuestro proyecto fue el ‘Puente Giratorio’, donde lo más complicado fue hacer la maqueta original y luego otra con las mejoras; fue difícil podernos juntar y coordinarlo con otros ramos, porque somos de varias carreras, pero en lo personal pienso que hicimos un trabajo excepcional, utilizamos el recurso hídrico, limitando el esfuerzo humano en este proyecto”, contó.

Los grupos fueron compuestos de forma alternada entre todas las carreras de Ingeniería Civil de la UCN, lo que provocó un relacionamiento de estudiantes, generando un enriquecimiento de conceptos.

Al final, se llevó a cabo una exposición en el salón Andrés Sabella de la Casa Central, donde cada grupo expuso sobre su trabajo y las mejoras aplicadas, para terminar con una pequeña ceremonia que destacó el esfuerzo de alumnos y académicos durante el proceso y construcción de estas maquinarias a escala creadas por Leonardo da Vinci.