Aguas Antofagasta planea compensar con un máximo de $ 6 mil pesos por los cortes de agua

No son pocos quienes señalan que muchas de las enfermedades gastrointestinales que afectan a los antofagastinos pueden tener u origen en el pésimo servicio de Aguas Antofagasa

Incluso, algunos usuarios recibirán apenas poco más de mil pesos por los graves daños causados por la empresa.

 

Finalmente el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), llegó a un acuerdo con la multimillonaria empresa perteneciente al grupo Luksic, Aguas Antofagasta, para que la compañía entregue una compensación económica a los antofagastinos que sufrieron las molestias de estar hasta 8 días sin agua potable, además de recibir un suministro con malos olores y color.

Sin embargo, la compensación está lejos de satisfacer los gastos que realizaron muchos usuarios además de las molestias de no tener como bañarse, cocinar ni beber, pues la compañía entregara una compensación que en ningún caso superará los $6.024 pesos, cifra que resulta irrisoria considerando que un bidón de 5 litros de agua posee un valor aproximado de $1.000 y el consumo promedio diario de agua de una persona supera los 200 litros.

Publicidad

Además, muchos usuarios recibirán compensaciones incluso inferiores a la anunciada, ya que los antofagastinos que sólo sufrieron por el mal olor y/o cortes esporádicos del agua, pero por menos días, recibirán entre $1.164 y con casi $3 mil 500 según el problema y número de días.

En total, la empresa desembolsará $167  millones, cifra notablemente inferior a las utilidades netas de la compañia privada.

La empresa perteneciente a la multimillonaria familia Luksic, mantiene el control del agua que consumen los antofagastinos producto del proceso de venta y privatización de las empresas sanitarias de agua, iniciado en el año 1998. La medida significó un alza en los precios y una precarización del trabajo para quienes laboran en estas empresas, por lo cual existen voces críticas que llaman a un proceso de recuperación del agua, considerada un derecho humano en otros países, pero un producto en Chile.