Estudiantes de Antofagasta protagonizan pacífica y colorida marcha

Pablo Guerra Castro

Manifestación estudiantil estuvo acompañada en todo momento de un inédito contingente policial, superior a lo visto durante todo el año 2011. Una vez concluída la marcha se registraron cuatro detenidos, acusados de desórdenes.

Una pacífica y colorida manifestación realizaron este jueves los estudiantes de Antofagasta, que con una marcha recorrieron las principales calles de la ciudad anunciando que siguen firmes con sus convicciones, a pesar de las contantes negativas del gobierno a la educación pública, gratuita y de calidad, que no implique deudas millonarias para las familias.

A diferencia de lo acontecido durante el 2011, en esta ocasión la marcha estuvo liderada por estudiantes secundarios, tanto de liceos municipales como particulares subvencionados, que coparon las calles de La Perla del Norte con alegres cánticos y consignas aludiendo a la educación gratuita y la intransigencia del Presidente Sebastián Piñera.

El gobierno dispuso la presencia de carabineros incluso antes de que comenzara la marcha

Durante la manifestación también hubo alusiones de respaldo a la causa de Aysén y el centralismo que agobia a la Región de Antofagasta, toda vez que pocas riquezas del cobre permanecen  en la capital de la zona que más recursos aporta al país, mientras que jóvenes estudiantes expresaron su rechazo a apreciaciones machistas expresadas por algunos políticos, en el marco del debate por el aborto terapéutico.

Publicidad

Rodeados de Carabineros

La alegría estudiantil contrastó con la fuerte presencia policial enviada por parte del Gobierno Regional, que no autorizó la marcha valiéndose de un decreto de la dictadura militar.

Carabineros contó con un amplio contingente de efectivos de las Fuerzas Especiales, superior incluso al visto en las marchas más masivas realizadas por los estudiantes durante el año pasado, además de vehículos blindados,  cuya presencia fue calificada como un “intento de amedrentamiento” por parte de los estudiantes.

Una vez concluída la manifestación, carabineros detuvo a cuatro jóvenes menores de edad, mientras regresaban a sus hogares, acusados de desorden en la vía pública. Entre los incidentes, un conductor terminó con el parabrisas de su taxi colectivo roto, luego de proferir insultos y amenazar con arrollar con su vehículo a los estudiantes que bloqueaban la calle.