Antofagasta es una ciudad privilegiada por la naturaleza, la comunidad puede disfrutar de la costa y del desierto al mismo tiempo, por lo que los paseos son un panorama perfecto para disfrutar de los días de verano. 

¿Cómo es posible incrementar la felicidad? Pues haciendo a otros felices y una pequeña cafetería móvil ubicada en la Plaza Colón de la ciudad te ofrece esa oportunidad.

El negocio se llama “Café del Desierto” y no solo se emplaza en la principal plaza de la “Perla del Norte” sino que se traslada a diversos puntos históricos de la capital regional.

Publicidad

La particularidad del lugar es que ofrece la posibilidad de un “Café Pendiente” ¿De qué trata? Otorga la posibilidad de dejar un café pagado, el cual queda anotado en una pizarra en la parte superior del carrito y puede ser consumido por cualquier persona que necesite y no pueda pagar por un café, generalmente son las personas sin hogar que transitan por los lugares aledaños.

Cada día es distinto, a veces dejan 1 “Café Pendiente” y en las jornadas buenas quedan más de 5, nunca se pierden.

La iniciativa lleva más de un año en funcionamiento y ha sido todo un éxito ¿Vamos a dejar un “Café Pendiente”?