En el marco del inicio de las obras de reposición de la escuela Presidente Balmaceda D48 en la comuna de Calama, el Intendente regional, Arturo Molina, junto al Seremi de Obras Públicas, César Benítez, recorrieron el recinto para dar cuenta de este importante proyecto que se encuentra en su primera etapa, ratificando  el  compromiso del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet de ejecutar los trabajos inconclusos de este establecimiento.

El Intendente regional, Arturo Molina, indicó que “esta emblemática escuela, la más antigua de Calama, ha tenido altos y bajos con empresas que fueron contratadas y quebraron, quedando el establecimiento detenido. A través de los trabajos que realizamos con el Ministerio de Educación y el Ministerio de Obras Públicas, pudimos conseguir los más de $5.000 millones que suma la reposición de esta obra”, informó la máxima autoridad regional, quien agregó que para su reposición hay sectores que serán demolidos y otros que serán mejorados, esperando que en un año y medio esté en operaciones.

El proyecto, que está a cargo de la Dirección Regional de Arquitectura, inició sus primeras partidas que consideraron la limpieza general, desinfección y desratización del recinto.  Actualmente ya se está sacando el revestimiento en los pabellones y salas de clases. Una vez terminadas las obras el establecimiento educacional constará de cuatro pisos y un subterráneo con salas de clases, multicancha, camarines, laboratorios, cocina, comedor, anfiteatro, oficinas administrativas, entre otros recintos con un total de 6.618,10 m2.

Publicidad

El Seremi de Obras Públicas, César Benítez, manifestó que “estamos constatando el real avance de este proyecto altamente demandado por la comunidad, el cual se suma a los compromisos que ha cumplido la Presidenta, como el Hospital de Calama. Estamos confiados que este contrato va a ser el definitivo de la obra. El Ministerio invirtió en el estudio estructural previo y la empresa adjudicada tiene vasta experiencia en manejo de grandes proyectos como el Estadio Nacional en Santiago, y la nueva Contraloría de Antofagasta”, argumentó Benítez.

La autoridad de Obras Públicas explicó que a diferencia de los casos anteriores, ahora la unidad técnica es la Dirección de Arquitectura del MOP, que aplicará tres controles: el propio del Ministerio, con una consultora externa y los internos de la empresa, detalló la autoridad.

La obra tiene dos aspectos principales: El proyecto considera en una primera fase hacer reparaciones y reforzamientos estructurales de esta obra gruesa de manera de ajustarla a la norma vigente y por otro lado, se considera el retiro, demolición y desarme de  todas las terminaciones del edificio (piso, cielo, estuco, ventanas, puertas, etc.), que se encontraban muy deterioradas por el lapso de abandono que tuvo la obra, con el objeto de tener todas las terminaciones nuevas y que el proyecto final tenga un estándar homogéneo de entrega. Además todas las instalaciones eléctricas, sanitarias y ascensores consideran su completa reposición.