Crece polémica por trabajadores que caminaron 20 kilómetros en pleno desierto

La ruta 28, que une Antofagasta con La Negra, tiene 20 kilómetros de extensión, distancia que los trabajadores recorrieron acompañados por carabineros.

Gerente de la Sucursal Antofagasta de Geotec negó que la empresa haya abandonado a los operarios  y que la decisión de bajarse en el sector La Negra la tomaron ellos mismos. Por su parte los trabajadores acusan despidos masivos como represalia por realizar la paralización, hecho por el cual acudirán a la justicia y emplazan a las autoridades locales.

Versiones encontradas y posiciones distantes, son las que mantienen hasta ahora trabajadores y la empresa de sondaje y perforación Geotec, asociada a una firma norteamericana, luego que 250 trabajadores recorrieran a pie los más de 20 kilómetros que separan a la ciudad de Antofagasta y el sector La Negra.

La insólita “caminata en el desierto”, se llevó a cabo la madrugada de este martes en el marco de un quiebre en las negociaciones y el inicio de un paro de actividades por parte de los trabajadores, varios de ellos procedentes de otras ciudades delpaís, al no poder llegar a un acuerdo en lo que respecta a negociación de mejores remuneraciones.

Una visión que no comparte el Gerente de la Sucursal Antofagasta de Geotec, Juan Pablo Henríquez, quien mediante conversación con El Diario de Antofagasta, indicó que la idea de bajarse de los buses en La Negra y recorrer tal distancia, fue una decisión nacida desde los propios trabajadores y no se trató de un acto de abandono por parte de la compañía, como trascendió en un comienzo.

Publicidad

Henríquez indicó además que su versión se encuentra respaldada por los choferes de los buses y la propia gerencia de la empresa Pullman Bus, que emitió un comunicado reafirmando que fueron los trabajadores quienes decidieron bajarse de los buses.

Despidos

Por su parte desde los trabajadores, la molestia con la empresa sigue intacta, al no existir respuestas concretas a sus demandas, viéndose obligados a realizar la paralización.

Asimismo, denunciaron que varios de los operarios que participan de las épica “caminata en el desierto”, están recibiendo cartas de despidos como represalia por realizar un paro en sus actividades.

Medida a la cual los trabajadores responderán con la interposición de acciones legales ante la justicia para revertir las desvinculaciones, además de emplazar a las autoridades locales encargadas de velar por estos temas, el Seremi del Trabajo y el Inspector del Trabajo, para que se pronuncien al respecto y cumplan con su labor de fiscalizar a la empresa.