Invitan a celebrar la “Semana Mundial del Parto Respetado” en Antofagasta

Con una invitación a las mujeres embarazadas y a los futuros papás, el Hospital Regional celebrará la “Semana Mundial del Parto Respetado” con el objetivo de dar a conocer a la Comunidad el funcionamiento de la unidad, su equipamiento y diversas técnicas para la atención de un parto respetado.

La supervisora de la Unidad de Urgencia Gineco- obstétrica, parto integral y pabellón maternidad, Andrea Rivera, hizo una invitación a las mujeres embarazadas, para asistir a esta entretenida actividad.

Este mes de mayo celebramos en nuestra maternidad la Semana Mundial del Parto Respetado, por lo que queremos convocar a nuestras gestantes y futuras madres a participar de este espacio, donde podrán compartir sus miedos, derribar mitos y resolver sus dudas

Publicidad

Los padres interesados, deben acercarse hasta la unidad de parto integral en el primer piso de la torre de unidad de urgencia de maternidad. En dos jornadas de 11 a 12:30 horas y de 15:00 a 17 horas. Cabe destacar que sólo hay cupo para diez personas por bloque.

¿Qué es?

El Parto respetado,  refiere a los derechos que tienen las familias se conozcan y se respeten para que las mamás puedan tener a sus bebés en las condiciones que ellas quieran.

Tener la opción de un parto humanizado es muy importante, ya que, como expresa el Programa Chile Crece Contigo “es un compromiso con la promoción de una atención centrada en las necesidades de la mujer, con el establecimiento de un vínculo con su recién nacido(a) y con la participación activa de la pareja o persona significativa durante todo el proceso del nacimiento”.

El ginecólogo Carlos Burgo, explica en su página Parto Humanizado que algunas de las características del parto respetado son:

No intervenir o interferir rutinariamente en este proceso, no habiendo una situación de riesgo evidente.
Reconocer y respetar las necesidades individuales de cada mujer o pareja y el modo en que desean transcurrir esta experiencia.
Respetar intimidad del entorno durante el parto y nacimiento.
Favorecer la libertad de posición y movimiento de la mujer durante todo el trabajo de parto.
Promover el vínculo personalizado entre la pareja y el equipo de asistencia profesional.
Respetar la necesidad de elección de la mujer de las personas que la acompañarán en el parto.
Cuidar el vínculo inmediato de la madre con el recién nacido, evitando someter al bebé a cualquier maniobra de exámenes innecesarios.

No a la violencia obstétrica

La violencia obstétrica en palabras simples es cuando las mujeres sufren malos tratos antes y durante el parto, haciendo que un momento tan lindo y especial se vuelva incómodo y doloroso.