Más de tres mil personas participaron durante este jueves de una marcha desarrollada por profesores, estudiantes y trabajadores en respaldo al paro docente y en rechazo a la actitud asumida por el gobierno, particularmente de la Ministra Marcela Cubillos, a quien se le exige su renuncia.

Los docentes recorrieron las calles céntricas de Antofagasta, llegando hasta la Plaza Colón, llevando ollas, sartenes y otros implementos para participar en el cacerolazo.

A la par, en diferentes puntos de Antofagasta vecinos salieron a las calles a manifestar su apoyo a los profesores y también su descontento por las deudas para estudiar y también por la falta de respuestas satisfactorias frente a otras demandas ciudadanas, como las bajas pensiones que paga el sistema de las AFP y la mala calidad de salud.

Publicidad

En las redes sociales el hashtag #CacerolazoPatipelaos se volvió trending topic, el cual nace como una alusión a las palabras de la Presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien se negó rotundamente a una rebaja en los sueldos de los parlamentarios, indicando que “hoy cualquier patipelado se siente con el derecho de insultar a alguien que trabaja en el servicio público”. Declaraciones que fueron entendidas por diferentes sectores de la comunidad como una muestra del desprecio que sienten algunos políticos chilenos por los ciudadanos comunes y corrientes.

El sonido de las ollas y las cacerolas se extendió por más de 30 minutos, retumbando en los distintos sectores de la ciudad, lo cual para los profesores de Antofagasta es una muestra de la fuerza del movimiento y la necesidad de que desde el Gobierno exista una rápida respuesta a las inquietudes de los docentes.

El Diario Antofagasta estuvo en distintos puntos de la marcha conversando con los docentes y asistentes a la jornada de movilizaciones.

Cacerolazo en distintos puntos de la ciudad