La verdadera historia del bebé que nació en plena sala de espera del Hospital de Antofagasta

Una situación sorprendente e impactante ocurrió la tarde de este miércoles en las dependencias del Hospital de Antofagasta, cuando un bebé nació en la Sala de Esperas.

Inicialmente se especuló por parte de algunos usuarios en redes sociales y medios, que esto se habría producido por un lapso de espera para recibir atención, lo cual fue totalmente descartado por el Hospital.

Desde el recinto asistencial indicaron que el Cesfam desde donde fue derivada en ambulancia la madre a punto de dar a luz no informó el estado de la paciente, pero no obstante la madre y el recién nacido recibieron atención a los pocos segundos de haber llegado, lo cual fue ratificado por el padre del menor, quien afirmó que recibieron atención oportuna y eficiente, criticando duramente el sensacionalismo de algunos usuarios y medios que difundieron imágenes grabadas sin su consentimiento, en las cuales se puede identificar explícitamente al recién nacido con cordón umbilical, a la madre y personal de urgencias.

Publicidad

Además, valoró que tras el nacimiento, su bebé se encuentra de excelente salud.

El Hospital aseguró en un comunicado oficial que “se trató de un bebé prematuro, de un embarazo controlado de 30 semanas. Madre y bebé se encuentran en buenas condiciones de salud y reciben las atenciones conforme a los procedimientos médicos”.

“Desmentimos el hecho que el paciente fuera derivada a registrar su ingreso, lo que habría originado en la no oportuna atención de ella. De hecho, consta en los registros del área que fue el padre, quien realizó dicho trámite”, finalizaron, compartiendo además las declaraciones en redes sociales del padre del recién nacido.

No obstante la respuesta del Hospital, los cuestionamientos al funcionamiento del sistema de salud en Antofagasta se mantienen, considerando las largas esperas que deben soportar los usuarios para recibir atención, como también el reciente destape de la contratación de una gran cantidad de operadores políticos con recursos que debiesen ser destinados a la salud pública.