Morir por un pedido: Trágica muerte de repartidor en Antofagasta abre debate por seguridad en apps delivery

Motociclista perdió la vida mientras iba rumbo a entregar un pedido para una de las populares aplicaciones de delivery. Un deceso que ha causado impacto entre sus colegas y vecinos, que debaten respecto a la seguridad vial y también la precariedad laboral de los repartidores.

Un lamentable accidente se produjo durante tempranas horas de este domingo en Antofagasta, que terminó de la manera más trágica con la vida de un repartidor de una aplicación de delivery.

El hecho se produjo cerca de las 6 de la mañana en la intersección de Avenida Rendic con Pisagua. En ese lugar, se produjo la colisión entre un camión tres cuartos y la motocicleta donde se transportaba el conductor, que falleció casi instantáneamente en el lugar.

De acuerdo a fuentes de los equipos de rescate, el contenido de la mochila del motociclista, revela que la persona fallecida se encontraba rumbo a entregar un pedido a un usuario de Pedidos Ya, cuando se encontró con la muerte.

Publicidad

Hasta el lugar se dirigió personal del Cuerpo de Bomberos, quienes lograron liberar a la persona que se encontraba trabajando, pero poco pudieron hacer respecto a su vida.

Resultó atrapado el conductor del vehículo menor. Llegando al lugar los bomberos realizan la extricación de la persona, quien resultó con lesiones incompatibles con la vida“, explicó el Teniente 5º de la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Antofagasta, Jaime Díaz.

Seguridad de repartidores

El trágico accidente generó diversas reacciones, según se puede apreciar en las redes sociales en Antofagasta, donde se conversa respecto a la seguridad de las personas que trabajan realizando reparto en aplicaciones como Pedidos ya, Rappi o Uber eats.

Se trata de servicios que se han masificado exponencialmente durante la pandemia por coronavirus, siendo una forma eficiente y rápida de poder adquirir diversos productos sin necesidad de salir de casa. Asimismo, se ha convertido también en una alternativa laboral para varias familias, en un momento crítico además debido a los despidos e insuficiente apoyo económico del Gobierno.

Distintos factores que han generado un súbito aumento de presencia de motocicletas en las calles, las que en algunos casos se desplazan a alta velocidad y no respetando siempre las reglas del tránsito, según denuncian vecinos de Antofagasta y conductores, donde se indica que algunos repartidores tienen un manejo temerario, con desplazamientos contra el tránsito, sobre las veredas o realización de maniobras imprudentes por parte de algunos repartidores, según acusan los vecinos.

Derechos laborales

Por otro lado, está el debate sobre seguridad de los repartidores y sus derechos laborales, por cuanto deben entregar los pedidos con rapidez arriesgando perder su trabajo, además de desplazarse en vehículos que los expone a graves lesiones en accidentes ya sea por la imprudencia de otros conductores, la propia, o incluso por baches en las calles.

Una labor que ha sido de primera necesidad y poco reconocida en tiempos de pandemia, que puede resultar riesgosa y además sin poder ejercer derechos laborales elementales como las licencias médicas, salud, previsión social o seguro en caso de accidentes laborales, que pueden ser fatales tal como sucedió con el repartidor de Antofagasta.

Al respecto, trabajadores de estas aplicaciones acusan que están en la misma condición que los obreros al principio del siglo XX. Una situación que sin embargo podría ir revirtiéndose, por cuanto en un contundente fallo hace pocas semanas, el Tribunal del Trabajo de Concepción, reconoció que entre la aplicación PedidosYa y el repartidor Álvaro Arredondo existe un vínculo laboral, fallo que puede terminar sentando un precedente en otras causas similares.

Este repartidor sufrió la suspensión permanente por parte de la aplicación, lo que sería un resquicio para desvincularlo, esgrimiendo que quienes reparten son colaboradores y no parte de la empresa. Sin embargo, el tribunal acreditó lo contrario, por cuanto la misma aplicación los califica, les asigna turnos que no pueden modificar y tampoco pueden rechazar los pedidos.

Así entonces sigue abierto el debate respecto a los derechos laborales de los repartidores y su seguridad, como también la discusión respecto a la seguridad vial en las calles de Antofagasta, donde la presencia de repartidores es una realidad que seguirá incrementándose gracias al avance tecnológico brindando una fuente laboral para personas y posibilidad de obtener toda clase de productos con solo tocar la pantalla del teléfono, pero que debe ser también acompañada con seguridad laboral y seguridad vial en las calles.

Relacionado: