Antofagasta: Someten a sumarios sanitarios a locales del Mercado Central por aglomeraciones

La seremi de Salud cursó cuatro sumarios a restoranes al interior del recinto y otro a la administración del Mercado. Además, se clausuró una residencia sanitaria clandestina en el centro de la ciudad.

Foto referencial Mercado de Antofagasta.

Un saldo de cinco sumarios dejó la fiscalización de la seremi de Salud de Antofagasta, en vista del incumplimiento del protocolo Covid-19 al interior del Mercado Central de la capital regional. De acuerdo a lo consignado por la autoridad sanitaria, se detectaron importantes aglomeraciones de personas acomodadas en restoranes ubicados al interior del recinto.

En tanto, los fiscalizadores constataron carencia de señalética preventiva para Covid-19 y que no se estaba aplicando la sanitización exigida cada dos horas, además de otras deficiencias sanitarias en el interior de los locales y espacios comunes del recinto.

Respecto a los sumarios realizados, la seremi de Salud Rossana Díaz fue enfática en asegurar que “en Paso 2 –en que actualmente se encuentra la comuna de Antofagasta- los restoranes solo pueden atender en terrazas o espacios abiertos con un 25% de su aforo normal”, explicó Díaz.

Publicidad

La autoridad sanitaria explicó que la medida está destinada para asegurar el distanciamiento debido entre los clientes que ingresen a los locales. Cabe recordar que, durante octubre del año pasado, en un operativo de búsqueda activa por parte de Salud, se detectó un brote importante de Covid-19 en ese centro comercial, el que obligó a cerrar momentáneamente el recinto para sanitizarlo y reabrir posteriormente solo con las personas que resultaron negativas en el testeo.

Además, se registró una denuncia anónima que permitió la prohibición del funcionamiento de una residencia sanitaria clandestina que no cumplía con las medidas de seguridad en pleno centro de Antofagasta. Acerca del hallazgo del recinto ilegar, Díaz comentó que “Efectivamente comprobamos que un hotel ubicado en calle Maipú estaba operando como residencia sanitaria alojando trabajadores que eran derivados desde sus empresas tras resultar positivos en sus testeos”.

Asimismo, la seremi de Salud, Rossana Díaz, lamentó la irresponsabilidad con la que actuaron los encargados de la residencia sanitaria clandestina, asegurando que “El hotel quedó con prohibición de funcionamiento, se le inició un sumario y las dos personas que trabajaban en el lugar fueron enviadas a aislamiento obligatorio debido a que estuvieron en contacto con personas positivas sin ningún tipo de protección”, cerró la jefa regional de la cartera de Salud.

La autoridad detalló que el hospedaje no cumplía con ninguno de los protocolos Covid-19 exigidos para el funcionamiento de las residencias sanitarias.