Antofagasta: 5 años de libertad vigilada intensiva a conductor que realizó atropello masivo en manifestaciones

Los hechos se desempeñaron en noviembre del 2019, bajo el contexto del estallido social en el sector centro de Antofagasta, donde el condenado atropelló deliberadamente a manifestantes que se encontraban en el lugar.

La Fiscalía Local de Antofagasta dio a conocer la jornada de este miércoles, que el imputado Walberto Isaac Espinoza Díaz, fue condenado a 5 años de presidio por el Juzgado de Garantía de la ciudad, con beneficio de una pena sustitutiva de Libertad Vigilada Intensiva, por su calidad de autor en el delito de homicidio frustrado y reiterado por atropello masivo a personas que se encontraban realizando protestas en el contexto del estallido social.

LOS HECHOS

De acuerdo a lo informado por el fiscal Cristian Aguilar Aranela, los hechos se desempeñaron el 21 de noviembre del año 2019 a las 18:30 horas, mientras el condenado manejaba por calle Baquedano con intersección de calle Latorre. Momento en que se desarrollaban manifestaciones en las calles mencionadas, donde Espinoza procedió a atropellar deliberadamente a un grupo de personas, provocando lesiones graves y menos graves a las víctimas, para luego darse a la fuga y ser posteriormente detenido por carabineros.

Publicidad

JUICIO Y CONDENA

Durante la audiencia de preparación del juicio oral, se debatió ante el Juzgado de Garantía la posibilidad de realizar un juicio abreviado inmediato, lo que, al estar de acuerdo todos los intervinientes y cumplirse los requisitos legales, se llevó a cabo. En éste, el acusado reconoció los hechos de formalización y los antecedentes investigativos.

Cabe destacar que los juicios abreviados son autorizados cuando la pena no es superior a los 5 años de privación de libertad, según indicó el Fiscal Aguilar.

Asimismo, señaló que si bien el delito es de homicidio reiterado, este se encuentra en grado de frustrado ya que a causa de las lesiones provocadas no falleció ninguna de las víctimas, lo que permitió al juez reducir la pena asignada. Esto, sumando que el acusado goza de tres atenuantes, las que son una irreprochable conducta anterior, colaboración sustancial al esclarecimiento de los hechos y además, el hecho de que éste realizó diversas consignaciones en favor de las víctimas para reparar el mal causado.

Con estas atenuantes, se dio paso a disminuir la pena base que establece la ley, por lo que el Juzgado de Garantía dio a conocer la sentencia de 5 años de presidio, más penas accesorias y la pena sustitutiva de Libertad Vigilada Intensiva, lo que significa que el imputado cumplirá la pena en libertad bajo la sujeción de Gendarmería para asegurar el cumplimiento de las condiciones impuestas por la ley para este tipo de casos.