15.9 C
Antofagasta
Martes 28 de Junio del 2022 05:22

La Guerra del Pacífico en Antofagasta: Una mirada al pasado

El papel de la región en el marco conmemorativo de las glorias navales este 21 de mayo y el rol de nuestra ciudad en el conflicto bélico de 1879 y 1883.

Lea también:

Es necesario recordar que durante la Guerra del Pacífico, o también llamada guerra del salitre, fue un conflicto armado que envolvió a Chile en contra de la alianza conformada por Perú y Bolivia, en este contexto, el frente marítimo jugó un rol decisivo para el transporte de infantería, entrega de suministros y superioridad estratégica.

Si bien la guerra en el mar se producía un poco más al norte, en donde, se plasmaría en la historia el 21 de mayo del año 1879, librandose el Combate Naval de Iquique, nuestra región cumpliría un papel fundamental como red de suministros para el resto de las campañas durante la guerra, junto a utilizar nuestros puertos y astilleros como centros de reparación de emergencias, ambos elementos fueron claves para dar apoyo y entregar una victoria parcial en nuestras filas.

Luego de la heroica hazaña de nuestra corbeta Esmeralda, el monitor peruano Huáscar comenzó su travesía por las costas del norte con la tarea de bloquear puertos y destruir navíos chilenos, persiguiendo a la goleta Covadonga, la cual logró escapar a pesar de sus graves daños.

Atracando en Tocopilla, se dispusieron todos los hombres y recursos para ser reparada lo más pronto posible, frente a mejillones, el transportero Rimac la remolcó durante la travesía.

Vista de la bahía de Antofagasta en 1789.

Primer combate naval de Antofagasta

Las naves llegaron a Antofagasta el 25 de mayo, recibiendo apoyo del buque Itata, para intentar contener al buque torreta peruano, pero tras su llegada y el bombardeo a la Compañía de Salitre y Ferrocarril, se vieron en la necesidad de huir al no poseer municiones, con ayuda de la artillería terrestre chilena y el apoyo de las últimas salvas de cañones por parte de la Covadonga, obligando al Huáscar a cambiar su rumbo y dirigirse más al Norte, a este hito se le denominó “El combate del 26 de mayo”.

Después de su parcial retirada y tras ser reparado en el Callao, el buque Huáscar comenzó su rumbo al sur los primeros días de Julio, con la misión de bombardear nuevamente nuestra ciudad, esto como represalia ante el bombardeo de la armada chilena en Iquique el 16 del mismo mes.

Pero los planes cambiaron, el almirante Miguel Grau dio la orden de navegar más al Sur y destruir pequeñas embarcaciones en Chañaral, Huasco, Pan de Azúcar y Carrizal. Durante los días 20 y 23 de Julio, el navío peruano con apoyo de la Unión, persiguen al Rimac y el vaporero Paquete del Maule, en donde, tras 4 horas de conmoción, el transporte se rinde, siendo abordado y movilizado hacía Arica.

Este hecho provocó cólera en la población chilena y del mismo gobierno, provocando un cambio total de gabinete y demandando la renuncia del comandante general de la Marina, junto al intendente del Ejército y Armada de Chile.

Segundo combate naval de Antofagasta

Con la intención de cortar el cable submarino que unía las comunicaciones de Antofagasta con Valparaíso, nuevamente llegó el Huáscar a finales de agosto a nuestra ciudad, encontrándose con embarcaciones aparentemente neutrales, entre ellas, estaban El fondeadero de la Poza, la corbeta de guerra Abtao, La Magallanes, el transporte Limarí y finalmente el Paquete de Maule.

En ese momento el comandante de la corbeta decide abrir fuego en contra del buque peruano, el cual debido a su blindaje lo resistió de buena manera, no así el Abtao, quien resultó fuera de combate luego de recibir la segunda salva de cañones. El ataque chileno fue apoyado nuevamente por tierra, de la mano del único cañón de 300 libras operativo a tal punto de la guerra, impactando uno de sus proyectiles, pero sin resultados efectivos, los soldados solamente pudieron observar como el enemigo desaparecía entre neblina y humo.

Cañón de 300 libras del Fuerte Norte de Antofagasta

Finalmente, el 8 de octubre cesarían las acciones bélicas del Huáscar, en el combate naval de punta Angamos, en donde a las 07:30 de la mañana, los buques peruanos divisaron las naves chilenas y decidieron enfrentarlos, se trataba del blindado Cochrane, la corbeta O’Higgins y el transporte Loa.

La Unión escapó, pero el buque insignia de Perú no tuvo la misma suerte. A las 09:40 comenzó el combate, los primeros disparos dañaron la embarcación y a su tripulación, durante la tercera y cuarta salva de disparos se causo la muerte del Almirante Miguel Grau y daños críticos a la nave, arriando su bandera en señal de rendición a las 10:55 horas.

Con la captura del Huáscar finalizó la campaña marítima de la Guerra del Pacífico, en donde, Chile logró dominar todo el litoral.

Combate naval de Angamos
- Publicidad -

EN PORTADA