Autoridades invitan a participar de simulacro en la comuna de Antofagasta

El simulacro se llevará a cabo el día jueves 31 de mayo, donde participarán al menos 40 mil estudiantes.

Colegios, jardines y universidades serán parte en esta ocasión del simulacro de  evacuación, con el objetivo de evaluar los protocolos de cada unidad escolar y la fórmula en que cada establecimiento está conectado con la red de emergencia.

Son al menos 14 mil estudiantes correspondientes a las unidades educativas que se encuentran en zona de riesgo, las cuales serán parte de la actividad.

La  Gobernadora Provincial, Katherine López, destacó que “hemos ido mejorando los niveles de preparación, por eso mismo, no queremos dejar de estar alerta y vamos a incentivar a toda la comunidad educativa  para que nos acompañe a mejorar nuestros procedimientos en cuanto a emergencia y seguridad”

Publicidad

En ese sentido, la Jefa del Departamento de Prevención de Riesgos de CMDS, Suiling Lau, afirmó que tienen el 100% de los establecimientos dependientes de la corporación inscritos para la simulación y, además, las unidades escolares han hecho ejercicios de evacuación durante el año.

El Director Regional de la Onemi Antofagasta, Ricardo Munizaga, explicó que este es un llamado especial, ya que han trabajado en conjunto todos los actores involucrados, donde se evaluarán otros aristas, “evaluaremos como será el tiempo de distribución de los alumnos, como están los sistemas de conexión, como se encuentran las vías de tránsito, puntos de encuentro y la organización propia que tiene cada uno de los establecimientos

Por su parte, el Seremi de Educación, Hugo Keith, enfatizó que este simulacro “es un ejercicio que muy importante para nuestra región porque estamos en una zona que naturalmente y por su geografía e historia, está sujeta a este tipo de eventos y tenemos que estar preparados en todo momento”.

Es importante destacar que la Corporación Municipal efectuó una pionera actualización de los planes integrales de seguridad escolar, los que están definidos para que la comunidad educativa pueda actuar ante la ocurrencia de todo tipo de emergencias, no sólo terremoto o tsunami, también incendios, aluviones, fugas de gas, presencia de armas, entre otras.