Clasismo y homofobia: Mujer trans y su pareja denuncian grave discriminación en hotel de Calama

La mujer acusa que fue despedida solo por ir vestida y maquillada acorde a su identidad de género. “¿Qué mierda eres?, anda a lavarte la cara”, le señaló el hijo de la gerente de la empresa, tras lo cual fue despedida.

Una mujer trans (22) , Lauren  Francuper, denunció que ella y su pareja, Carlos Flores,  fueron despedidos de la empresa  Geotel Calama, solo en razón de su orientación sexual e identidad de género, informó este lunes el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).                        

Al pololo, que se desempeñaba como administrador de compras y bodega, la gerente Marisol Webar. “le preguntó si éramos pareja, y  al día siguiente le prohibieron la entrada al hotel, sin previo aviso”, denunció la mujer.                                                                                         

Acto seguido, de acuerdo a la denuncia, la gerente señaló que  “la gente como ustedes quieren sacar plata nomás. Ustedes los gays son así de traicioneros, se les da la oportunidad y después decepcionan. ¿Cómo se me ocurre contratar a estos gays?”                                                

Publicidad

La afectada, que se desempeñaba como  auditora nocturna, hasta ese momento nunca había expresado su género, pero dos días más tarde, el 13 de diciembre decidió ir al trabajo vestida acorde su identidad.                                                                                                                                       

El hijo de la  gerente, que además ese día estaba de huésped  en el hotel, “comienza a insultarme y decirme qué es una falta grave venir así.  Yo le explico, pero él no escucha y  me hostiga, a pesar de no tener cargo en el hotel. Me pregunta “¿qué mierda eres tú”  y me dice “anda a lavarte la cara””, denunció la mujer.                                                                                       

Luego  el hijo de la gerente “llamó a carabineros por mi maquillaje y deciden despedirme en ese instante por una supuesta “falta grave”. Me acusan, solo por expresar mi género, de pretender ejercer el comercio sexual, además de advertirme que “no quiero más maricones en mi hotel, esto ya es degeneración”.

El encargado de Derechos Humanos del Movilh, Ramón Gómez, calificó “discriminatorio, abusivo e invasivo de la privacidad el actuar de Geotel Calama, el cual ha violentado el Código Laboral, la Ley Zamudio y la Ley de Identidad de Género. Llamamos a todas las personas a no ocupar ninguno de los servicios en este hotel por incurrir en abierta discriminación contra la diversidad sexual y de género”.

El Movilh asesoró además a la pareja afectada para que interponga una denuncia en la Inspección del Trabajo y en tribunales.