Expertos en Salud Mental indican que cifras de depresión y ansiedad, en niños y adolescentes, se duplicó debido a la pandemia

Un estudio de la universidad Calgary arrojó, en modo de advertencia, que las cifras de ansiedad y depresión en niños y adolescentes se duplicaron el último año. Indicando los principales síntomas y cómo actuar ante estos casos.

Estudio publicado en la revista médica Jama Pediatrics indicó que la depresión y ansiedad en jóvenes y niños se duplicó durante el último año, lo se debe principalmente a todas las situaciones que ha generado el COVID-19. Reuniendo 29 estudios de distintas localidades del mundo, en el que evaluaron a 80.879 jóvenes de diferentes nacionalidades.

¿CÓMO DETECTARLO?

Respecto a estas patologías, la psicóloga Sara Moyano Matamala, explicó que la ansiedad y la depresión se manifiestan de distinta maneras a la de los adultos. “Generalmente se muestran más irritables y de mal humor, a veces cuesta detectarlo porque es similar al típico mal humor que les aparece cuando tienen sueño o están aburridos, sin embargo, aunque se satisfagan sus necesidades la irritabilidad continúa”, señaló.

Publicidad

Añadiendo que “También se puede percibir cuando reiteradamente dicen frases desesperanzadoras: no importa lo que haga nada va cambiar, no le importo a nadie, soy un fracaso”.

Según la profesional, otra de las manifestaciones es el desinterés hacia actividades o cosas que antes les gustaba hacer. “Casi nada les entusiasma. Algunos tienden a aislarse y otros se relacionan, pero de forma de hostil. También son comunes las quejas por dolencias físicas, un día les duele la cabeza, al otro la guatita, después la garganta, pero al rato se les pasa”, comentó.

Otra señal para estar alerta es la dificultad para dormir o la falta de apetito, así como la situación contraria.

¿CÓMO ACTUAR?

Por otra parte, Moyano señaló que cuando un padre o una madre ve estas conductas o síntomas es importante que consulten con un especialista sobre la situación de sus hijos/as. “En caso de que exprese deseos de morir o suicidarse es urgente pedir ayuda profesional, lo peor que pueden hacer es tomarlo como “solo quiere llamar la atención”, “está haciendo show”, porque lejos de lo que comúnmente se piensa, la mayoría de las personas que se suicidan han comunicado estos deseos antes de hacerlo, por eso no debemos pasarlo por alto. La depresión y la ansiedad requieren de tratamiento profesional”, enfatizó.

Otra de las formas en que se puede ayudar a los afectados es la compresión hacia sus problemas y dejar de lado las críticas. “La forma en que pueden ayudarlos es mostrándose sensibles a sus necesidades, pacientes ante su irritabilidad, conteniendo cuando lloran o explotan de ira, validando sus sentimientos, evitar frases como “ya córtala, no es para tanto” porque de seguro que lo que para uno es poca cosa ellos lo sienten como inmenso”, añadió.

A su vez, en especial para los niños, algo muy importante es facilitar espacios de juego. Explicando que “El juego es muy importante en el buen desarrollo de los niños, a través de él expresan, aprenden y socializan. Un niño que juega mucho es un niño feliz”.

TIEMPOS DE PANDEMIA

Incluso, considerando los aspectos anteriormente mencionados con relación al COVID-19, la experta mencionó que ocurrió un cambio en la actitud, ante los temas de salud mental, por parte de los adultos.

“Ante la pandemia, efectivamente han aumentado los casos de niños con síntomas depresivos y ansiedad. Muchas veces tanto los padres como los hijos presentan síntomas, lo cual es más complejo. Sin embargo, a diferencia de años anteriores los padres tienen más disposición y apertura mental y en temas de salud mental, lo cual hace que tengan un mayor compromiso con el proceso psicoterapéutico”, mencionó.

Finalmente, expresó que “si algo positivo puedo sacar de esta pandemia es que la salud mental se ha puesto como un tema relevante en la sociedad, esperemos que las políticas públicas también fomenten y faciliten el acceso a esta área tan olvidada”.