Un árbol por cada chileno: ¿En qué está la promesa que Piñera mantiene desde el 2009?

En el marco de la Cumbre de los Bosques Lluviosos (Rainforest Summit) en Nueva York, organizada por la ONU, el Presidente Sebastián Piñera, realizó la promesa de un plan de reforestación ¿En qué consistiría este? Se busca plantar un árbol por cada chileno, sin embargo, esta propuesta fue realizada por el mismo diez años atrás en calidad de candidato presidencial.

La diferencia de la promesa de ese entonces a la actual, es que en esa instancia el Presidente había comentado “Vamos a plantar en las ciudades de Chile, en las zonas urbanas, un árbol por cada uno de los chilenos que viven en nuestra tierra. Eso significa plantar aproximadamente 16 millones de nuevos árboles”, cifra que varió en esta oportunidad alcanzando los 18 millones de árboles.

Lo cuestionable, es la velocidad a la que prospera dicho proyecto. Ante esto, la autoridad agregó que el proyecto está muy avanzado y que se espera completarlo antes de que termine su gobierno, agregando que si esta propuesta se extendiese a nivel mundial, se contaría con 7 mil millones de árboles, es decir, siete mil millones de pulmones verdes colaborando en la lucha del cambio climático y el calentamiento global.

Publicidad
Conaf.cl

En la conferencia el mandatario declaró que “tenemos demasiada evidencia, información, que es categórica, concluyente, coincidente de tantos organismos científicos en el mundo que no podemos seguir siendo escépticos. Además, qué otras opciones tenemos”.

Es importante dar a conocer el “Plan de arborización”, ejecutado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) desde el 2010, ya que no es ampliamente conocido por la comunidad, y el cual va dirigido a todos los chilenos y chilenas, sean personas naturales o jurídicas, públicas o privadas y que busca la reforestación urbana.

El programa, que recorre desde la ciudad de Arica y Parinacota, hasta la región de Magallanes y la Antártica chilena, pasando incluso por Juan Fernández y Rapa Nui, se focaliza en zonas más vulnerables y con menor vegetación urbana, considerando en todo momento la sostenibilidad de las zonas arboladas.

Completando que puede trabajarse en plazas, cerros, jardines, interior de propiedad privada, entre otros. No así, con lugares donde se exige el plantar áreas verdes, como lo son los proyectos inmobiliarios o sectores donde se hará un cobro monetario por estos espacios.

La realidad en la “Perla del Norte”

Antofagasta no se puede quedar fuera, por lo que si deseas obtener más información y hacerte parte del programa de arborización, debes dirigirte a la oficina de CONAF regional o provincial más cercana del lugar donde se espera realizar la plantación, y presentar una carta de solicitud, la cual debe mostrar el proyecto que se posee y la dirección exacta donde estos serán plantados y el uso que se les dará. De esta forma la corporación podrá asesorar al respecto y se podrá aportar con un granito de arena para ayudar al planeta a combatir el cambio climático que nos acecha.

Antofagasta