Más de 600 mil estudiantes se encuentran morosos por créditos educacionales en el país. A nivel regional, esta cifra corresponde al 28% de estos deudores según lo muestran los datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). El promedio de deuda de los antofagastinos es de $3,1 millones, mientras que la media nacional es de $3,5 millones.

Las deudas relacionadas a créditos universitarios a nivel nacional y regional aumentan con el número de estudiantes que entran a la educación superior cada año. En comparación con el primer semestre de 2017, hay más de 33 mil nuevos deudores educacionales, que significa un 23% de aumento, y un monto que sube a más de US$36,5 millones.

Tanto para los que recién comienzan sus estudios, están egresados o ya salieron de algún centro de educación superior, la morosidad por créditos universitarios es una deuda que los persigue desde el momento en que egresan, y a algunos, hasta por el resto de su vida.

Publicidad

Una deuda con bancos con altos intereses que estuvieron obligados a asumir, porque si no firmaban no podrían estudiar y el gobierno no ofrecía otra cosa. Aquí puede revisar algunos de los testimonios de miles de jóvenes de la región víctimas de esta fallida política que aún no es solucionada.

Paulo Oñate / Diseñador Gráfico e Ilustrador. (Titulado 2013)

18342337_10213466830644204_6140491907592139352_n“Ha sido complicado porque cuando comencé a trabajar una parte importante de mi sueldo se iba destinado a pagar el CAE. En ese tiempo no se podía pagar por internet sin tener una tarjeta con el banco, la cual te negaban por ya no ser estudiante y no tener un sueldo que a ellos le acomoda. Al momento de tratar de optar la reducción de la cuota me encontraba con que mi sueldo superaba el 10% de la cuota, así que fue imposible. Ahora que trabajo como freelance se me ha puesto un poco cuesta arriba el pagar. En mi experiencia el poder tener el CAE fue la única opción para poder estudiar, lamentablemente al momento de firmar el contrato no te explican nada, no te dicen cuántos años serán, no los puedes escoger tú mismo, todo está en el aire.”

Gabriela Vulinovic – Egresada de Derecho (2018)

2“Mi papá quedó sin trabajo y tuve que tomar el CAE ya que el arancel de mi carrera es muy caro, aunque lo tomé casi para el último año. Se me empezará a hacer efectivo recién pasado este año y unos meses. Si es que encuentro trabajo rápido, me va a afectar en los intereses que se empiecen a generar sobre la deuda Y quizás si tengo trabajo, ir pagando mes a mes, si no es el caso se genera un pequeño interés que va haciendo más grande el monto. Mi idea es pagar si o si porque de aquí que hagan un proyecto de ley que lo aprueben que lo discutan sobre las deudas y el CAE, me haré vieja y estaré debiendo como 30 millones. Si así es con todas las deudas en Chile. Todos se preocupan porque está mal, pero al final del día tienes que pagar igual. Nadie pagará por ti, ni por la buena onda. La idea es que si van a condonar la deuda o hacer algo al respecto, empiezan a cambiar el financiamiento de las carreras desde el día uno por último con montos no reajustables.”

Alejandra Galeas – Estudiante de Derecho

1“Empecé a estudiar derecho en la Universidad del Mar, en segundo año, en 2012 opte al CAE, me lo dieron y lo firmé en la Santo Tomás. Después la U del Mar cerró pero ese mismo año me fui a la Santo Tomás porque mi mamá trabajaba allá y el arancel salía menos que lo normal. Mi mamá después se cambió de trabajo, y yo lo pagaba con mi pensión de invalidez porque no tenía opción de trasladar mi CAE a la Santo Tomás porque no sabía. Finalmente, el 2013 traslade mi CAE y seguí en Santo Tomás, quise optar a una beca de discapacidad pero era para estudiantes de primer año y yo ya iba en tercero. Había una beca de la U del Mar que pagaba arancel referencial el año 2016, yo opté a esa beca que cubría el arancel referencial, pero el CAE seguía cubriendo el otro millón que debía pagar. Mi primer año ya está licitado y son cuotas de más de 70 mil pesos. Debo mas de 10 millones porque me atrase por ramos que no me convalidaron, y tuve que volver a tomarlos. Sólo pienso en que debo titularme para solo trabajar y pagar el CAE. Como el arancel es alto pago un excedente que es poco por lo menos, y este año yo pago 17.000 mensual que lo pago con mi pensión de invalidez por una paraparesia espástica, porque tengo 70% de discapacidad.”