Cientos de personas se reunieron la tarde de este jueves en pleno centro de Antofagasta para protestar sobre la poca inclusión en la ciudad, ya que Fonasa no les presta el apoyo suficiente a las familias.

Y es que los niños con Trastorno Espectro Autista (TEA), solo reciben ayuda de Fonasa para poder costearles el neurólogo y otorgarles medicamentos, todo lo que es terapia ocupacional tienen que costearlos los mismos padres.

Es por esto que los padres, deben buscar una opción particular mucho más cara para poder realizar un tratamiento, los cuales algunos cuestan más que el sueldo mínimo actual en Chile.

Publicidad

Marcela Día Corro, Directora del Jardín Infantil Capullito, declaró al Diario de Antofagasta que “Las familias que tienen niños con TEA u Trastorno sensorial, no los cubre Fonasa. Ellas deben pagar desde su bolsillo la consulta, con las terapeutas ocupacionales, las cuales los orientan y les realizan un trabajo social para que se puedan comunicar. Fonasa, solo cubre que los lleven al neurólogo, y el neurólogo solo les entrega pastillas”

Además, Marcela concluyó que “Una verdadera inclusión, requiere que el sistema u el estado, cubra la atención real de niños con TEA, porque solo cubre el que la familia los lleve al neurólogo y se mediquen, para solo calmarlos. Eso no es una verdadera inclusión. La verdadera inclusión es que los incluyan a la sociedad, sin medicarse y que Fonasa, cubra la atención en Terapeutas ocupacionales, que son los que realmente incluyen a los niños en la sociedad”.