Los sueldos que sacan ronchas en la Municipalidad de Antofagasta

Las contrataciones con sueldos elevados, durante la administración de la alcaldesa Karen Rojo, no dejaron indiferentes a nadie, considerando que ya no hay presupuesto para seguir pagando remuneraciones en el segundo semestre. Concejales expresaron su preocupación.

municipalidad-antofagastaNo es un misterio ni un rumor de pasillo. La administración municipal de la alcaldesa, Karen Rojo, rebajará el sueldo a 110 funcionarios a contrata, debido a la falta de presupuesto para el pago de remuneraciones. Una medida que busca evitar el despido de trabajadores.

Pese a que el municipio ha intentado bajar el perfil, poniendo “paños fríos” a la situación, algunos de los concejales han explicado el origen de la polémica medida.
“El club de asesores y cercanos a la alcaldesa consumió la partida presupuestaria de contrata y honorarios. Son sueldos muy elevados y eso causa crisis”, afirmó el concejal Jaime Araya.

Publicidad

ESTABAN ADVERTIDOS

Para Patricio Reyes el tema es delicado, considerando que en reiteradas ocasiones la dirección de control le advirtió a la alcaldesa de la situación, pero las indicaciones no se tomaron en cuenta.

“Hubo falta de planificación y consideración con los trabajadores. Lo segundo es la cantidad de personas contratadas a honorarios”
¿Irresponsabilidad? ¿mala gestión? ¿a alguien le quedó grande el traje en el municipio?.

Frente a esto, fuimos a la sección de transparencia del edificio de avenida Séptimo de Línea y nos encontramos con varias “sorpresitas”: horas extras sobre los 500 mil pesos, gratificaciones por más de 900 mil y algunos sueldos que fluctúan entre los 2 y los 3 millones de pesos. Parece que las mejores remuneraciones no estaban solo en el sector minero. Juzgue usted.

Pero si no quedó conforme o aún tiene dudas, aquí le presentamos un ranking con parte de los sueldos más altos contratados por la gestión de la alcaldesa, Karen Rojo.

ranking

 Artículo publicado originalmente en nuestra versión impresa Julio-Agosto. ¡Exígela en tu kiosco!

3