Novedades que debes conocer si quieres la visa Americana

Uno de los grandes inconvenientes que se encuentra el viajero o turista para acceder a los Estados Unidos es la realización del trámite de solicitud de la visa, sin la cual es imposible entrar en el país tanto por aire como por mar. Es el primer paso que se debe dar antes de viajar a los EE.UU. además de tener el pasaporte en regla. Aun así, la decisión final la toma el funcionario de aduanas que atiende a los viajeros al llegar.

 

Para poder conseguir la ESTA visa para chilenos resulta imprescindible no contar con antecedentes penales ya que esto pone muy difícil o prácticamente imposible que los EE.UU. concedan la ESTA a ese ciudadano.

Publicidad

 

Chile, el único país latinoamericano con ESTA

La novedad para los chilenos es que desde el año 2014 son unos privilegiados dentro de todos los países de Latinoamérica ya que es el único al que los EE.UU. ha concedido la posibilidad de entrar al país a través de una ESTA. La ESTA son las siglas de Electronic System for Travel Authorization y es una gran ventaja para los chilenos porque es el único requisito previo que se debe hacer antes de viajar a los Estados Unidos, a diferencia del resto de países de Latinoamérica que tiene que solicitar la visa B1 o B2, mucho más complicada de obtener.

 

Chile se puede considerar afortunado porque en el listado de países con exención de visa dentro del programa ESTA solo se encuentran 38 de todo el mundo, por lo que es una gran ventaja que se debe aprovechar.

 

Una solicitud muy fácil de realizar

Para solicitar la ESTA el ciudadano chileno debe completar un formulario online que se realiza a través del programa Visa Waiver Program, resultando muy sencillo porque solo solicitan los datos más importantes del ciudadano que quiere entrar al país. Los datos se introducen en el formulario y una vez enviado solo hay que esperar que el sistema determine si el ciudadano puede viajar a los EE.UU.

 

Una vez confirmado que sí puede viajar la persona recibirá un código para su pasaporte que sirve para que sea detectado a la entrada en los EE.UU. y le sea permitido el acceso. Como se puede comprobar es un proceso bastante sencillo que se puede considerar un privilegio ante las dificultades que se encuentran los ciudadanos de otros países.

 

Una vez se esté en los EE.UU. se tiene autorización legal para hacer actividades relacionadas con los negocios o el turismo, con la limitación de no estar más de 90 días en el país y de no poder trabajar en los EE.UU.

Lo cierto es que gracias a que Chile se encuentra desde 2014 en este programa los ciudadanos que quieren visitar los EE.UU. por cualquier motivo incluido en las opciones aceptadas lo tienen mucho más fácil. Aunque siempre dependerá del agente de inmigración el poder entrar al país o no la realidad es que es muy raro que estos decidan anular el permiso de entrada.