Indignación por dichos racistas y a favor de la matanza de perros del Alcalde de Taltal

La agrupación "Pro Animal Taltal" se fue en picada contra el edil Sergio Orellana tras polémicas declaraciones a una radio de la ciudad.

Captura de pantalla 2016-07-20 a las 2.10.13 a.m.

No sé como en Tacna controlan el tema animal, capaz que se los coman pero acá no podemos“. Esa fue la polémica frase que dio a una radioemisora local el Alcalde de la comuna de Taltal, Sergio Orellana (PRSD), que terminó por encender la polémica y despertar la indignación de vecinos y defensores de animales.

Lo anterior debido a que la autoridad comunal cuestionó el gasto en esterilización y tenencia responsable para controlar la población animales abandonados, manifestándose a favor de la matanza de los perros callejeros, asesinatos en masa que por cierto, ya se han cometido en la ciudad, dado que 50 perros y dos gatos murieron envenados el año 2013, ante la indolencia y silencio cómplice de las autoridades.

Publicidad

Mediante una declaración pública, la organización “Pro Animal” expresó su profundo descontento con la indolencia del político con el mejor amigo del hombre.

Rechazamos categóricamente que se hable de Eutanasia en animales como un medio de control animal. Que su ideal sería tener un canil para capturar por 3 a 4 meses a los animales y a quienes no encuentren dueño sea la solución la Eutanasia“, indicaron.

Asimismo, explicaron a la autoridad de lo arcaico y poco ético que resulta el asesinato de animales, añadiendo que “especialistas, experiencia y la historia a nivel mundial señala que (la eutanasia) no es la solución, más bien es una práctica arcaica fuera de la perspectiva de progreso y políticas del Estado“.

Esto último en alusión a que en diversas comunas de la región y el país se han puesto en marcha ordenanzas de tenencia responsable, con esterilizaciones gratuitas e instalación de microchip en mascotas, como es el caso de ciudades como Tocopilla y Antofagasta.

Racismo

Las declaraciones de Orellana, que es uno de los ‘regalones’ de las cúpulas del ala conservadora de la Nueva Mayoría en Santiago (no así de dirigentes locales), también fueron consideradas racistas, al manifestar que posiblemente en la ciudad de Tacna (sur de Perú) controlan el tema de los animales comiéndoselos, en una clara descalificación al hermano pueblo peruano.

Nos queda claro que las políticas para el tema animal están muy lejanas al sentir de nuestra autoridad“, recordándole además al alcalde que los recursos deben ser dirigidos “no a un canil, sino que a un centro de esterilización, rescate y rehabilitación“, remataron los defensores de los animales.

A continuación la carta: