Vuelco en caso de homicidio en Antofagasta: Presunto autor era inocente pero estuvo cuatro días en la cárcel

El hombre pasó cuatro días privado de libertad, pese a que se contaba con pruebas que corroboraban su paradero el día del crimen. Finalmente la Fiscalía solicitó revocar la cautelar de prisión preventiva, luego de comprobarse nuevos antecedentes que efectivamente apuntan a otra persona como autor del homicidio de un joven de 17 años.

La noche del pasado jueves 10 de diciembre del presente año, un nuevo crimen se registró al sector norte de Antofagasta, específicamente en la Plaza de los Bomberos ubicada en calle Arturo Pérez Canto con Héctor Albornoz, donde un sujeto acabó con la vida de un joven de 17 años. Ante diversas investigaciones de la Brigada de homicidios de la PDI, se dio con la identidad de un presunto culpable, que fue puesto en prisión.

Sin embargo, tras cuatro días en prisión, nuevos antecedentes apuntaron a otra persona como autor del crimen, por lo cual fue puesto en libertad. Un periodo donde su familia dio una intensa lucha para demostrar su inocencia.

DÍA DEL HOMICIDIO

Publicidad

Kevin Órdenes, fue detenido el viernes y puesto a disposición del Juzgado de Garantía la jornada del sábado como quien habría perpetrado el homicidio, sin embargo, su familia, cercanos y testigos aseguraron que esto era imposible ya que al momento de lo ocurrido en la Plaza de los Bomberos, este se encontraría en su hogar.

En conversación con Karina Trujillo, tía del acusado, comentó para el Diario de Antofagasta información detallada de las acciones realizadas por Kevin durante el día de los hechos. Lo que incluyó ir en busca de unos juguetes para sus hijos en el sector de Cachimba del Agua, para posteriormente avanzar al sur a recoger a sus pequeños y su pareja Liliams.

Tras reunirse con su familia, organizan un paseo al sector del Balneario Municipal, visita de la que se registran videos, fotografías y conversaciones por redes sociales que comprobarían la veracidad de estos. Asimismo, en el lugar la pareja arrendó carros de paseo junto a sus hijos en donde se cuenta con el registro de Órdenes, quien facilitó su cédula de identidad.

Posterior a esto, Kevin, su pareja y ambos niños se dirigen a su domicilio, para coordinar un paseo para el día siguiente. Fue entonces, el día 11 de diciembre cuando las autoridades toman detenido al acusado. Ante esto, Karina señaló “Policía de investigaciones lo toma detenido en la calle los Leones de manera deplorable, lo tiran al suelo (…) diciéndole y aludiendo que dijera la verdad porque el era el culpable, qué hizo alrededor de las ocho de la noche, que dónde estaba el día diez a las ocho de la noche, culpándolo e incriminándolo de la muerte del niño de 17 años”.

Ya detenido, la tía de Kevin asegura que a este se le presionó para inculparse, “El no se supo desarrollar o desenvolver como se dice, bajo la presión de los policías de investigaciones presionándolo con la familia, presionándolo con sus hijos, aludiendo a que si el no decía la verdad matarían a sus hijos acá afuera”, enfatizó.

LAS PRUEBAS

Las evidencias de las cuales se habrían basado para llevar a cabo la detención, según nos da a conocer Karina, incluirían las declaraciones de dos personas presentes en la Plaza de los Bomberos al momento de la discusión que terminó con el asesinato del joven de 17 años, los que se encontrarían bajo el efecto de estupefacientes y a los cuales sólo se les mostró imágenes y se le tomó testimonio descriptivo.

Añadiendo “No se hizo ninguna investigación exhaustiva para corroborar de dicha certeza, sólo por que era gordito y se suponía que el que mató al joven le dicen “Guatón Chirulo” y tiene tatuajes en sus bazos, pero no en los dos hombros y medios borrosos. Kevin O. T. tiene un solo tatuaje en su hombro y otros en sus brazos, los cuales se encuentran bien marcados y pintados, ya que son los nombres de su familia, madre e hijos”.

Para el 12 de diciembre, la familia de Kevin se dirige al Juzgado de Garantía, para mostrar todas las pruebas obtenidas, las cuales incluían además grabaciones de cámaras de seguridad que confirmaban lo relatado.

Los cercanos en su desesperación, realizaron manifestaciones exigiendo justicia y además, contrataron una abogada privada para atender el caso y se presentaron las pruebas mencionadas, Karina Trujillo, quien también formó parte de la representación, mencionó “Los gendarmes estaban muy contentos (…) eran muchas pruebas en las cuales se aludía la inocencia de Kevin Órdenes. Yo quiero darle las gracias al Gendarme Jefe del Juzgado de Garantía porque el estuvo en todo momento con Kevin, lo ayudó, lo orientó”.

LIBERTAD

El día martes 15 de diciembre, la abogada Yanet Nuñez junto a su colega Karina Trujillo, alrededor de las diez de la mañana, consiguieron una nueva audiencia por apelación y siendo las 11:00 horas, se le dio a conocer a la familia que Órdenes saldría en libertad cercano a las 15:00 horas, lo que sucedería finalmente a las 16:30 horas, cuando Kevin salió caminando del lugar para ser recibido por su señora y familia.

Imagen: Kevin Órdenes, tras ser dejado en libertad.

Lo anterior, porque se determinó en la audiencia que nuevos antecedentes apuntarían a otra persona como autor del delito, por lo que la Fiscalía de Antofagasta solicitó el dejar sin efecto la medida de prisión preventiva, decretándose la de arraigo nacional.

Trujillo además, comenta que nunca dudaron de su inocencia “Nosotros como familia siempre del primer momento creímos en su inocencia por lo cual nos organizamos con amigos, testigos y todos en una cadena de ayuda para comprobar su inocencia ya que lo estaban acusando de algo terrible”.

Pese a salir en libertad, Kevin quedó notoriamente afectado por su estancia en prisión y el daño a su imagen, declarando que “El verdadero culpable aún sigue por ahí y es un peligro para esta sociedad donde hay niños y jóvenes perdidos en el consumo irresponsable de estupefacientes, sin medir consecuencia alguna del daño que pueden provocar a otro ser natural, el daño que se hace en segundos al destruir la imagen y sus posibilidades de empleos. Quiero dar gracias a Dios por tener una mujer a mi lado tan luchadora como es Liliams, que dio la batalla en base a todo el peligro que podía conllevar esto, a mi mamita que siempre estuvo conmigo, a mis amigos que siempre apoyaron a mi señora, a mi familia que estuvo ahí atrás, a mis vecinos que se manifestaron en justicia, a todos los que me conocen porque yo soy un hombre muy alegre y divertido, pero jamás he sido malo en mi vida (…) que quede en claro que yo no fui y que se dedicaron a ensuciar mi nombre, mi honra y mi alma con toda esta situación tediosa y de mal vivir”.