Gobernadores regionales se refirieron a crisis migratoria: “Si interior no quiere responder a Gobiernos Regionales, que responda ante el Congreso”

Los Gobernadores Regionales; Jorge Díaz Ibarra (Arica y Parinacota), José Miguel Carvajal (Tarapacá) y Ricardo Díaz Cortés (Antofagasta), emplazaron al Congreso a avanzar hacia una interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, debido a la situación migratoria que se agudiza en el norte del país.

Captura de pantalla

Los Gobernadores regionales de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta se refirieron a la crisis humanitaria provocada por las deficientes políticas migratorias y el desregulado flujo de migrantes en las comunas a las que representan a través de un comunicado y una declaración pública.

En el primero de estos, las autoridades de cada territorio; Jorge Díaz Ibarra, José Miguel Carvajal y Ricardo Díaz Cortés respectivamente, emplazaron al Congreso a avanzar hacia una interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, debido a la situación migratoria que se agudiza en el norte del país.

Solicitando a la Cámara Baja ingresar una interpelación a Delgado como consecuencia de su “incapacidad de hacerse cargo del flujo migratorio de nuestro país, provocando una situación de desgobierno ante un problema desbordado en las comunas de nuestras
regiones
“.

Publicidad

Hemos establecido comunicaciones con parlamentarios de todo el país, para pedir una interpelación al ministro del Interior, pues es una herramienta que nos otorga la Constitución para que las autoridades respondan. Si Interior no quiere responder ante los
Gobiernos Regionales, que responda ante el Congreso
“, manifestaron.

Asimismo, según la misiva, la solicitud al Congreso se fundamenta ya que “desde el 20 de abril pasado contamos con una nueva ley de migración y extranjería, la que no ha podido entrar en vigencia por la ineficiencia de un gobierno que aún no construye su reglamento“.

Por otro lado, en la declaración señalaron lo siguiente:

  1. En las últimas semanas los ojos del país se han posado en nuestros territorios por las dramáticas imágenes de la tensión social generada por el alto flujo migrante. Esto ha significado ya no solo una crisis humanitaria, sino también una potencial crisis de refugiados, pues los ciudadanos extranjeros que migraron hacia Chile, son personas saliendo de una situación de riesgo de vida e integridad física a las que el Estado chileno debe atender.
  1. Queremos ser enfáticos: ni los gobiernos regionales ni los municipios, a pesar de nuestros esfuerzos, somos quienes debemos afrontar el problema de fondo, puesto que no lideramos la política migratoria. Lo que estamos haciendo, tanto los gobernadores regionales como también alcaldes y alcaldesas, es ser la primera línea de respuesta ante una crisis de refugiados que el gobierno y, particularmente, el Ministro del Interior, Rodrigo Delgado, no quiere conducir.
  2. La política migratoria, los planes y programas presentados por Interior, evidencian una incapacidad de hacerse cargo del flujo migratorio, aumentando la irregularidad y provocando una situación de desgobierno ante un problema desbordado en las comunas de nuestras regiones. Y peor aún, la actitud indolente y soberbia del ministro Rodrigo Delgado y del Subsecretario Galli, en contra de quienes tienen una visión crítica del manejo del gobierno o han querido colaborar, solo da cuenta de una nula voluntad política para hacerse cargo.
  3. Por lo anterior, hemos establecido comunicaciones con parlamentarias y parlamentarios de todo el país, para pedir una interpelación al Ministro del Interior, pues es una herramienta que nos otorga la Constitución para que las autoridades den cuenta de su actuar ante situaciones de preocupación nacional. Si Interior no quiere responder ante los Gobiernos Regionales, que responda ante el Congreso.
  4. Necesitamos que las y los diputados entiendan que detrás de nuestro llamado no hay afanes electorales ni políticos. Estamos frente a una crisis humanitaria y el ministro Delgado no hace nada, recordando, además, que, desde el 20 de abril pasado contamos con una nueva ley de migración y extranjería, la que no ha podido entrar en vigencia por la ineficiencia de un gobierno que aún no construye su reglamento.
  5. El deber del Legislativo con la crisis de migrantes y refugiados que vivimos en el norte del país, y con la falta de acción de un gobierno que lleva cinco meses retrasando la entrada en vigencia de la nueva ley de migración, es citar a Delgado a que responda.
  6. Por nuestra parte, los Gobiernos Regionales de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, seguiremos trabajando por contener la crisis, generando todos los esfuerzos para desarrollar condiciones para una buena convivencia social, seguridad para nuestras ciudadanas y ciudadanos y atendiendo las urgencias que en aspectos sanitarios y humanitarios emanan de este escenario inédito en la
    historia de Chile.