Ayudamemoria | La caja pagadora de la Universidad de Antofagasta a operadores políticos y familiares de candidatos de Nuevo Pacto Social

Equipos médicos perdidos, pagos directos injustificados, contrataciones irregulares por sueldos millonarios en puestos "fantasma" a operadores políticos de Nuevo Pacto Social (ex concertación) y millonarias indemnizaciones a familiares de figuras de ese conglomerado político que actualmente son candidatos, fueron parte de las diversas irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República y una investigación periodística realizada por El Diario de Antofagasta, durante la puesta en marcha del Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta.

Porque somos un medio pluralista e independiente que entrega información veraz y oportuna a los ciudadanos empoderados, informados y que piensan; promovemos el voto informado e inteligente. Ayudamemoria es el espacio dentro de DiarioAntofagasta.cl donde te ayudamos a recordar los diferentes hechos que causaron controversia protagonizados por distintos aspirantes de todas las tendencias políticas, para que puedas ejercer tu derecho a voto con más elementos de juicio a la hora de elegir quienes aspiran a representarte y recibir un sueldo del Estado a costa de tus impuestos.

Equipos médicos perdidos, mal manejo de recursos públicos, pagos directos injustificados, contrataciones irregulares por sueldos millonarios en puestos “fantasma” a operadores políticos de Nuevo Pacto Social (ex concertación) y millonarias indemnizaciones a familiares de figuras de ese conglomerado político que actualmente son candidatos, fueron parte de las diversas irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República y una investigación periodística realizada por El Diario de Antofagasta, durante la puesta en marcha del Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta.

Corrían los primeros meses del año 2019, cuando la Contraloría daba a conocer una auditoría en la cual se detectaron serias irregularidades en el proceso mediante el cual, tras la puesta en marcha del nuevo Hospital de Antofagasta, se decidió entregar el edificio del antiguo Hospital Regional a la Universidad de Antofagasta, para desarrollar el proyecto de Hospital Clínico de la UA. Informe que terminaría siendo una auténtica caja de pandora de las diferentes irregularidades en el proceso.

PÉRDIDA DE EQUIPOS MÉDICOS

La auditoría detectó la pérdida de 19 equipos médicos destinados al tratamiento de los pacientes, como también la realización de pagos y tratos directos injustificados, además de la falta de control de inventario de los bienes adquiridos con fondos del Gobierno Regional mediante el FNDR.

Publicidad

El hecho encendió las alarmas en los Cores de la región, por cuanto el Director del Servicio de Salud de Antofagasta al momento de la entrega del antiguo edificio del Hospital y su equipamiento, Zamir Nayar (PPD), era precisamente quien asumió posteriormente como Director General del Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta. Nayar, ex consejero Regional del PPD, fue cercano colaborador de la actual diputada y candidata a Senadora, Marcela Hernando (PR).

Por otro lado, la Jefa de Análisis y Control de Gestión del Gobierno Regional (segundo periodo de Michelle Bachelet) al momento de concretarse el traspaso del edificio y bienes, Vicky Gutiérrez, posteriormente apareció desempeñando labores en el Hospital Clínico. En este caso, se trata de una funcionaria que mantenía un vínculo familiar de primer grado al ser la cónyuge del ex concejal y actual candidato a diputado Jaime Araya (PPD) y por lo tanto cuñada del Senador candidato a la reelección, Pedro Araya (IND, bancada PPD).

Fue precisamente el Senador Araya, cercano políticamente al rector de la UA, Luis Alberto Loyola, uno de los mayores impulsores de que al momento de ponerse en marcha el nuevo Hospital Regional, las dependencias del antiguo hospital no fueran habilitadas como un segundo hospital público para Antofagasta, sino que se entregaran a la UA, intercediendo para ello incluso ante la ex Presidenta Michelle Bachelet, con quien tenía buena llegada gracias a su relación con Javiera Blanco, quien era miembro del círculo cercano de la ex mandataria.

SUELDOS MILLONARIOS EN HOSPITAL SIN PACIENTES

Luego que El Diario de Antofagasta diera a conocer a la opinión pública los antecedentes, se produjo la renuncia de diversos directivos que no se encontraban conformes con que el proyecto fuera utilizado para el pago de favores políticos y contrataciones millonarias a operadores políticos de la ex concertación, ahora Nuevo Pacto Social. La molestia entre los funcionarios y profesionales de la salud apuntaba a la constante carencia de recursos para inversiones en el área salud, que contrastaba notablemente con la contratación de cerca de 25 personas en el área administrativa que recibieron sueldos millonarios, a pesar de la inactividad del recinto médico por cuanto aún no abría sus puertas al público.

Entre estas personas figuraba el mismo Zamir Nayar, con una remuneración cercana a los $5 millones, también el caso de la periodista Kathy Molina (quien fuera cónyuge de Nayar) con una remuneración cercana a los $2.5 millones de pesos, o el caso de Vicky Gutiérrez, con una remuneración mensual que bordearía los $3 millones de pesos. Todo ello a pesar de que el hospital no estuvo atendiendo público al no contar entonces ni siquiera con resolución sanitaria y por lo tanto las funciones, de existir, serían muy limitadas.

El caso no concluyó allí. Al destaparse públicamente estos hechos, la Universidad decidió traspasar la administración del recinto a una fundación, además de reducir la dotación de personal.

Producto de ello Max Pizarro, Daniela Monardes, Nelson León Gómez y Vicky Gutiérrez Cortés presentaron demandas laborales en contra de la Universidad y las instituciones a cargo de la administración del Hospital Clínico, siendo estas cuatro personas representadas de forma separada por el abogado Jaime Araya.

En total, las indemnizaciones sumaron $78.328.496 para los cuatro demandantes y $7.835.000 para el abogado, sumando $86.163.496. Todas estas condiciones fueron aceptadas por la Universidad de Antofagasta, la Corporación de Desarrollo Norte Grande y la Fundación Red Salud de la Universidad de Antofagasta. Tras este nuevo escándalo, el Director General y ex Consejero regional del PPD, Zamir Nayar, indicó que “motivos superiores”, entre ellos su salud, lo aconsejaron a poner fin a su cargo.

En abril de 2020, el Informe Final de la Contraloría confirmó las irregularidades y bienes no habidos por un total de $196.418.949. Asimismo instruyó al Servicio de Salud de Antofagasta denunciar ante el Ministerio Público para que investigue la eventual sustracción de equipamiento.

Actualmente el Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta ha dado por superadas las graves irregularidades que pusieron en riesgo que mantuviera el control del edificio, donde hoy en día se realizan atenciones ambulatorias a pacientes y consultas para diversas especialidades, a las cuales se puede acceder mediante la compra de bonos. En tanto, varios de los operadores políticos que fueron contratados en su oportunidad, hoy se encuentran en plena campaña.

Lea también: