18.6 C
Antofagasta
Miércoles 7 de Diciembre del 2022 23:59

Comuna por comuna: Así se configuró el contundente triunfo de Gabriel Boric en la región de Antofagasta y la caída del pacto Kast-Parisi

El despertar de la gente, del que mucho hablaron Parisi y sus "bad boys" finalmente se produjo, pero fue cuando sus propios adherentes percibieron un aire a negociado y traición en el apoyo a José Antonio Kast. Lo anterior, junto con la voz de las mujeres del norte, las "good girls", incluyendo a una mujer nortina con su guagua en brazos llamada Izkia Siches, fueron fundamentales para que el votante de la región de Antofagasta concluyera que había sido timado por redes sociales y que el auténtico portavoz de su tradición histórica, los cambios y los derechos sociales, del castigo a las elites y el conservadurismo gobernante, era Gabriel Boric.

Lea también:

Cristian Reyes Herrera
Cristian Reyes Herrerahttps://www.diarioantofagasta.cl
Periodista, Licenciado en Ciencias de la Comunicación UCN. Soy un #AntofaLover. Director y Fundador de DiarioAntofagasta.cl

Poco más de una hora desde los primeros cómputos este 19 de diciembre, ya eran tiempo suficiente para vislumbrar que Chile tenía nuevo Presidente electo y por un amplio margen.

La región de Antofagasta era una de las observadas con más atención por medios nacionales y analistas, por cuanto en primera vuelta había resultado en primer lugar el candidato Franco Parisi, con una alta votación fundamentalmente en Calama, donde superó el 41%.

Sin embargo, las dudas de una posible reunión de Parisi en Estados Unidos con José Antonio Kast y su apoyo a última hora a este candidato, además de las denuncias de estafa por parte de ex miembros del Partido de la Gente, terminaron por dilapidar su opción política y que no endosara sus votos al abanderado de la extrema derecha, como Kast y Parisi hubieran querido.

Finalmente, como han sostenido diferentes analistas, los votos pertenecen a cada ciudadano y así lo expresaron en las urnas miles de calameños, antofagastinos, tocopillanos, mejilloninos, sanpedrinos.

A nivel regional, entre la primera y la segunda vuelta, Gabriel Boric triplicó su votación. En primera vuelta obtuvo 41.541 votos, mientras que en el balotaje obtuvo 128.004 votos*, por lo cual sumó 86.463 votos.

José Antonio Kast por su parte logró en primera vuelta 42.278 votos, mientras que en la segunda vuelta obtuvo 86.195 votos* por lo cual sumó 43.917 votos. Con ello queda clarificado que no logró sumar los 68.419 votos de Franco Parisi, como también está en duda si logró sumar todos los 14.736 votos de Sebastián Sichel.

Las comunas y el factor Parisi

A nivel comunal los votos se desglosaron de la siguiente forma. En Antofagasta, Boric subió de 28.116 votos a 80.841 votos en el balotaje, 60,32%, una votación histórica. Como referencia, el Alcalde de la comuna logró 26 mil votos. La votación del presidente electo en la capital regional implicó la sumatoria de casi todos los votos de sus contendientes en la primera vuelta, incluyendo a Franco Parisi.

En Tocopilla, donde en primera vuelta Parisi logró alcanzar el 41,56% de los votos en la primera vuelta, Boric tuvo uno de sus mayores porcentajes de votación llegando al 69,8%. En la última salitrera del mundo, María Elena, donde se emplaza SQM, Boric alcanzó un 73,93% en contraposición de un 26,07% de Kast.

En Calama, donde Parisi había superado a Boric y Kast juntos, en esta segunda vuelta se impuso Boric con un 54,58% frente a un 45,42% de Kast. Fue la comuna con un resultado menos holgado, pero de todos modos marcando una diferencia de casi 10 puntos entre ambos, dejando claro el traspaso de votos hacia Boric.

Las razones serán materia de estudios sociológicos e históricos. Un factor importante del análisis es la tradición histórica de la región de Antofagasta, cuna del movimiento obrero en la minería del salitre, luego del cobre, como también la composición sociológica de los votantes de la región. Históricamente los votantes de la región de Antofagasta se han inclinado hacia posiciones de izquierda, democráticas, progresistas, defensoras de los derechos de los trabajadores y a favor de los cambios sociales en contraposición del conservadurismo y la derecha liberal. Un voto contra las elites. La región fue bastión del “No” en el plebiscito para el fin de la dictadura y posteriormente, fue donde la ex concertación tuvo las votaciones más abultadas, siendo Antofagasta por años un bastión de la DC y Calama del Partido Radical.

Se produjo un paréntesis tras la elección de Sebastián Piñera, porque el votante percibió que sería un gobierno de cambio, pero en realidad profundizó las fisuras del modelo neoliberal y las consecuencias fueron que Antofagasta se convirtió en una de las zonas del país donde con más fuerza se desató el estallido social.

En primera vuelta de esta elección, hubo votantes de la región que percibieron que el candidato representante de sus derechos y a favor de los cambios sociales era Franco Parisi. Luego, el despertar de la gente, del que mucho hablaron Parisi y sus “bad boys” finalmente se produjo, pero fue cuando los propios adherentes de Parisi, mayormente hombres, percibieron un aire a negociado y traición en el apoyo a José Antonio Kast.

Lo anterior, junto con la voz de las mujeres del norte, las “good girls”, incluyendo a una mujer nortina con su guagua en brazos llamada Izkia Siches, fueron fundamentales para que el votante de la región de Antofagasta concluyera que había sido timado por redes sociales y que el auténtico portavoz de su tradición histórica, los cambios y los derechos sociales, del castigo a las elites y el conservadurismo gobernante, era el candidato de 35 años y miembro de una generación millennial, Gabriel Boric. En consecuencia, se volcó a las urnas en la segunda vuelta y luego a celebrar en las calles.

  • * Faltando una mesa por escrutar
- Publicidad -

EN PORTADA