Con una fiesta de música y polvos de colores finalizó la novena versión de Antof. a Mil, de la mano de The color of time, una intervención callejera en la que un grupo de bailarines danzan y cantan acompañados de música en vivo, mientras lanzan polvos multicolores –no tóxicos- que quedan suspendidos en el aire. Todo se mezcla en un ritual único que promueve la amistad e inclusión hasta alcanzar un trance colectivo.

The color of time, a cargo de la compañía francesa Artonik, está inspirado en una fiesta sagrada de la India llamada Holi y reunió hoy a más de 2.500 antofagastinos en un trayecto que se inició en Prat con Balmaceda, siguiendo por Balmaceda hacia el norte para terminar en el Muelle Histórico.

A la multitudinaria asistencia en el casco histórico de Antofagasta, se suman las presentaciones del pasacalle francés en Mejillones, que reunió a 1.200 personas. En San Pedro de Atacama, en tanto, congregó a 700 personas.

La novena versión de Antof. a Mil congregó a un total de 18.000 personas en los siete espectáculos, nacionales e internacionales, que formaron parte de su programación, siempre gratuita en salas y espacios públicos, para así asegurar el acceso a la comunidad de Antofagasta, Mejillones y San Pedro de Atacama.

Cerramos esta novena versión de Antof. a Mil con una fiesta colorida, musical y familiar como The color of time, de la compañía francesa Artonik, que maravilló a miles de antofagastinos y va en la dirección del sello que tiene este festival: una programación diversa y familiar, con grandes espectáculos nacionales e internacionales que también, como es costumbre, llegaron a Mejillones y San Pedro de Atacama. Ese es nuestro espíritu: lograr que la cultura se propague por todos los lugares y que la ciudadanía se empape día a día de ella. Esperamos seguir trabajando junto a la Fundación Teatro a Mil para que las artes escénicas se democraticen y sigan traspasando fronteras“, indicó Alejandra Garcés, Especialista en Comunidad de Minera Escondida, operada por BHP Billiton.

Por su parte, la directora de Fundación Teatro a Mil, expresó: “Antof. a Mil ya es un panorama imperdible para las familias de Antofagasta, Mejillones y San Pedro de Atacama. Se ha venido consolidando en estas nueve ediciones, haciéndose parte del imaginario de niños, jóvenes y adultos. La convocatoria del público de este año y su respuesta a esta programación de excelencia nos pone felices y con ganas de seguir potenciando este polo cultural de la Región de Antofagasta”.

Tras el exitoso inicio con 31 minutos: Romeo y Julietaque reunió a 6.500 personas en Antofagasta y a 2.500 Mejillones con una hilarante versión libre del clásico de Shakespeare, el festival rotó por diversos espacios como la Plaza de Mejillones, el Anfiteatro Ruinas de Huanchaca, el Parque Croata y el casco histórico de Antofagasta.

El segundo estreno de Antof. a Mil fue Por sospecha, un clásico de la dramaturgia nacional escrito por el recientemente fallecido escritor, dramaturgo y librero Luis Rivano. A cargo de la Compañía de Teatro de la Universidad de Antofagasta, la obra reunió a 1.000 personas en el Anfiteatro Ruinas de Huanchaca.

Un día después, se exhibió la La expulsión de los jesuitas, que relató con un sello juglaresco y delirante la llegada a Chile de la Compañía de Jesús en el año 1593 y sus esfuerzos por detener la Guerra de Arauco. La obra, a cargo de Tryo Teatro Banda, presentó escenas intensas tanto en comedia como en drama, y congregó a 1.000 personas en el Anfiteatro Ruinas de Huanchaca de Antofagasta y 500 en la Plaza de Mejillones.

El 6 y 7 de enero se presentó en el Teatro Municipal Nufonia Must Fall, obra que emocionó profundamente a 1.400 personas, que vieron asombradas cómo esta historia dirigida por K.K. Barrett se narraba como una película en vivo, con marionetas, proyección audiovisual y música. El músico, DJ y creador de esta novela gráfica, Kid Koala, también tuvo la oportunidad de hacer bailar a los antofagastinos ayer sábado con el concierto Kid Koala live DJ set. El canadiense, nacido bajo el nombre de Eric San, hizo bailar a las 500 personas que colmaron el Parque Croata con sus beats y scratchings.

Finalmente, en San Pedro de Atacama se presentó con funciones simultáneas la obra El taller de las mariposas, de Gioconda Beli y adaptado por la compañía Temblor de Cielo, que en tres capítulos muestra los hitos de la creación de la mariposa, con la participación de 200 espectadores.

Antof. a Mil 2017 es presentado por Fundación Teatro a Mil, Minera Escondida -operada por BHP Billiton- y acogido a la Ley de Donaciones Culturales. Cuenta con el patrocinio de las Ilustres Municipalidades de Antofagasta, Mejillones y San Pedro de Atacama, además de la Corporación Cultural de Antofagasta.