“Vaquita” siempre presente en la lucha y los corazones los habitantes de Antofagasta

El perro, que constantemente acompaña las manifestaciones en la ciudad de Antofagasta, se ha convertido en un personaje emblemático para los habitantes de la capital regional.

En el año 2019 en contexto de manifestaciones y la revuelta popular, muchas personas salieron a las calles para demostrar su descontento con el gobierno y por todos los años de injusticias que ha vivido el país y entre todas las personas manifestantes, siempre había compañeros de cuatro patas que marchaban junto a la gente.

Pero el más reconocido por las y los ciudadanos antofagastinos es Vaquita, un perrito callejero que siempre se ve en los distintos puntos de las manifestaciones que se han realizado en la ciudad, si bien este querido can, se hizo más conocido por la revuelta popular del 2019, aun sigue saliendo a las calles para acompañar la lucha.

Vaquita, ha dejado su huella estando a la par de las y los manifestantes, acompañando las largas caminatas, como lo hizo en la marcha más grande de la región donde camino más de 10 kilómetros al son de los gritos, cánticos y batucadas, de igual manera siempre ha estado presente al lado de las barricadas e incluso ladrando y acompañando la lucha contra la violenta represión de carabineros.

Publicidad

El can, se convirtió en un icono tan importante que incluso se realizo una marcha “falsa” para poder llevarlo al veterinario, ya que tras enfrentamientos con la fuerza policial fue herido con perdigones, pero no quiso ser llevado ni tomado por nadie para ir a un centro veterinario, como la situación pudo haber empeorado si no era atendido, fue ahí cuando un grupo de personas ideó el plan de trasportarlo al veterinario de la única forma que él accedería, marchando.

De esta forma, el 2 de enero del 2020, muchas personas llegaron hasta la “plaza de la revolución” para marchar por Vaquita y acompañarlo como él lo hizo tantas veces.

Tras estar cerca de un mes internado en el PET, una familia intentó adoptarlo y ayudarlo a que se recuperara por completo, pero Vaquita no estaba listo para vivir encerrado y buscaba constantemente volver a las calles donde está acostumbrado, incluso Lorena una de las cuidadoras de Vaquita, en ese momento contó que al principio cuando lo llevaron a la casa todo fluyó bien, pero luego del paso de las horas el perro se comenzó a desesperar, a presentar cuadros de estrés y a llorar, ya que quería volver a la calle, puesto que estuvo encerrado demasiado tiempo.

El día 13 de febrero sus cuidadoras decidieron liberarlo en el Terminal Pesquero de la ciudad, donde volvió corriendo feliz para reencontrarse con el lugar y con amigos perrunos del sector, incluso ese mismo día volvió a caminar y a marchar entremedio de las personas y al lado de los tambores como tanto le gusta.

Tras esa recuperación a principio del 2021 tuvo que ser internado nuevamente, ya que una de las heridas había generado un quiste, el cual fue extirpado con éxito y luego de su recuperación pudo volver a las calles de Antofagasta.

Pero no siempre ha estado de los manifestantes. Durante la parada militar de este año, una divertida imagen comenzó a viralizarse en redes sociales, puesto que el fiel compañero de las protestas, fue visto en dicha actividad, donde muchos lo tildaron de traidor.

Pese, a lo señalado anteriormente, luego de estar presente con los militares, Vaquita volvió al lugar de siempre, con sus amigos manifestantes, ya que de a poco, las personas han vuelto a tomarse las calles, tras un año en pandemia, donde se hizo más difícil el poder reunirse por motivos de contagios, ahí estaba el can, para apoyarlos nuevamente, haciendo presencia en distintas protestas, pero la mas importante y donde más se lució este can, fue en la masiva marcha del 18 de octubre, donde se conmemoró los dos años del inicio de la revuelta popular o también conocida como “Estallido Social”, volviendo a ser parte de la multitud y de las barricadas realizadas ese día.

Finalmente, lo que faltaba para honrar a ese emblemático amigo de cuatro patas, llegó este 19 de octubre, cuando se realizó una marcha en Bonilla, donde Vaquita no pudo llegar por la la distancia, pero de igual manera se hizo presente como el símbolo de lucha y fuerza de las y los antofagastinos, ya que un grupo de personas llevó a esa manifestación una imagen del querido Vaquita para que marchara junto a ellas y ellos.